Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

Repuntes preocupantes

Esta semana se ha registrado un aumento de casos positivos del covid-19 en diversos países, lo cual genera una justificada preocupación en el Perú y otras naciones, ya que apenas estamos sobrepasando el pico de contagios con un gran esfuerzo del Estado por contener la enfermedad y mantener a flote el aparato económico. Ante este repunte, los especialistas hablan de una segunda ola de transmisión del coronavirus en lugares donde existe un sistema de salud más vigoroso y las medidas sanitarias fueron extremas.

17/5/2020


No es un escenario ideal, solo queda asumir la nueva realidad con el fortalecimiento de protocolos para impedir que la cepa se propale, y descartar por completo el relajamiento de medidas que impidan su avance. Como sostiene la Organización Mundial de la Salud, el covid-19 podría “no desaparecer nunca”, y el mundo ya no solo enfrentaría una segunda ola de contagios, sino también una marejada, un conjunto de olas, una tras de otra, que pueden poner en jaque aún más a la comunidad internacional.

Basta con leer las noticias de los últimos siete días. En la ciudad china de Wuhan, en la que se detectaron los primeros casos, en solo 24 horas se presentaron seis contagios pese a los severos controles que su población debió guardar por cerca de dos meses. Las autoridades de esa nación asiática anunciaron, además, la imposición de estrictas medidas de restricción para la ciudad de Jilin, debido al temor a una segunda ola de contagios después de registrar una veintena de casos nuevos de coronavirus.

En el mismo continente, en la isla japonesa Hokkaido se decretó un nuevo estado de emergencia porque se detectaron contagios y hubo muertes por el covid-19. En Corea del Sur, ejemplo de control del virus, también se cerraron los clubes y bares en Seúl, la provincia de Gyeonggi y la cercana ciudad de Incheon, por el número creciente de pacientes positivos; mientras que en Singapur adoptaron nuevamente restricciones por el incremento de trabajadores extranjeros infectados.

Por el lado de la Unión Europea, Alemania alertó que las nuevas infecciones por coronavirus se aceleraban exponencialmente después de haber dado los primeros pasos para aliviar su bloqueo, noticia que dio la alarma global porque la nación teutona se había caracterizado por un eficiente control de la pandemia, y pese al despliegue de medidas, ahora caía víctima de la temida segunda ola. Esta situación ha ocurrido en numerosos lugares del mundo, pero los ejemplos citados son los de países que se convirtieron en una suerte de paradigma en la lucha contra el covid-19.

En el Perú y América Latina no debemos preocuparnos tanto por saber si habrá una segunda ola de contagios y muertes de coronavirus, sino por cuándo llegará y con cuánta fuerza. Ya hemos sufrido el impacto de la afección en Loreto, Piura, Lambayeque y Lima, y tenemos que estar preparados para el eventual nuevo brote. El Gobierno, en sus diversas instancias, ha puesto en marcha numerosas acciones para bloquear la propagación; ahora resta únicamente que la población sea responsable y se cuide debidamente.