Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

Responsabilidad de todos

“[...] el admirable trabajo asumido por los miembros de los servicios de sanidad [...] incluso poniendo en riesgo su propia salud, no merece ser tirado por la borda por la actitud irresponsable de los que no acatan el aislamiento [...]”

30/3/2020


Mañana COMENZARÁ la segunda parte del aislamiento social obligatorio ordenado por el Gobierno con la finalidad de frenar el incremento de los casos de contagio del nuevo coronavirus en nuestro territorio.

La semana pasada, el presidente Vizcarra anunció la ampliación de la medida restrictiva como parte de los esfuerzos del Gobierno por proteger la salud y la vida de los peruanos amenazadas por la nueva cepa vírica.

Si bien es cierto que la mayoría de los peruanos acata responsablemente la cuarentena para evitar la expansión del contagio, un grupo de ellos mantiene una actitud negligente y poco solidaria con este esfuerzo. Por ejemplo, hasta el sábado pasado las autoridades del país habían reportado la detención de 26,362 personas por no cumplir la orden de inamovilidad.

Es pertinente traer a colación este problema, pues son altas las probabilidades de que la presencia de personas en las calles sea una de las principales causas del incremento de los casos de contagio en el país. Hasta ayer, el número de infectados con el covid-19 en nuestro territorio ascendía a 852.

De ese grupo de personas, 107 están hospitalizadas y 40 permanecen en unidades de cuidados intensivos en hospitales del país.

El incremento del contagio debe ser ralentizado y para ello es necesario que toda la ciudadanía se comprometa con este esfuerzo y empatice con los sacrificios de la mayoría de la población para lograr esa meta.

De igual modo, el admirable trabajo asumido por los miles de miembros de los servicios de sanidad para preservar la salud de los afectados, incluso poniendo en riesgo su propia salud, no merece ser tirado por la borda por la actitud irresponsable de los que no acatan el aislamiento y se convierten en un posible vector de contagio.

El nuevo coronavirus es una real amenaza para el desarrollo de nuestra nación. Diversos especialistas advierten que la tasa de crecimiento económico del presente año será menor que la esperada debido a los problemas causados por la pandemia.

Tal como lo han señalado los responsables del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), nuestro país está preparado para enfrentar esta eventualidad y cuenta con un plan de inversiones listo para aplicarlo cuando la emergencia culmine, a fin de dinamizar la expansión del producto bruto interno. No obstante, el sistema de sanidad pública, la principal trinchera de combate médico contra el virus, es vulnerable ante un incremento descontrolado de contagios. Ese escenario sería riesgoso para la seguridad de la población, pues los hospitales públicos no se darían abasto para atender a los infectados.

Por esa razón, los ciudadanos deben acatar esta nueva etapa de la cuarentena con responsabilidad y compromiso patriótico y apoyar los esfuerzos que el Poder Ejecutivo emprende, orientados a vencer a la pandemia cuanto antes para luego retomar la senda del crecimiento y el progreso de todos los peruanos.