Tipo de cambio:

Compra: 3.297

Venta: 3.300


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 26

de setiembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

Revalorización de los símbolos patrios (II)

En la primera parte de este artículo hablamos ayer sobre el uso correcto del Pabellón Nacional. Hoy nos referiremos a otros símbolos patrios.

8/6/2018


Carlos Tenicela

Especialista en Protocolo de la Universidad DE San Martín de Porres.

El Gran Sello del Estado Peruano es un símbolo patrio desconocido y fue creado en 1825. Está constituido por el Escudo Nacional, en cuya parte superior lleva en forma de arco de circunferencia la inscripción “República del Perú”. Su uso es obligatorio para todas las instituciones del Estado, las que deben colocarlo como membrete de los documentos oficiales.

Si bien no existe una norma específica sobre el uso de este símbolo en las plataformas web, al ser canales de comunicación oficial, ha sido incluido en ellas. El estudio de la USMP muestra que el 45% no lo usa y que el 65% usa un escudo distinto. De aquellos que sí lo emplean, el 25% lo usa sin la inscripción superior o ribete y el 36% lo aplica en un tamaño inadecuado, mientras que el 44% no tiene una buena resolución (no es legible). En ese sentido, un total del 84% de instituciones estaría incumpliendo el uso adecuado del Gran Sello del Estado Peruano.

Una tarea pendiente para las instituciones es verificar y establecer el uso adecuado del Gran Sello del Estado Peruano en sus portales web y en su documentación oficial.

A juzgar por los datos contenidos en el estudio al que hemos hecho referencia, la normativa vigente sobre los símbolos patrios requiere ser unificada y actualizada. Es necesario establecer una nueva ley que reglamente sus usos y aplicaciones, la cual debe ser dictada por el Congreso de la República. Esta es una labor pendiente que debe considerarse en el corto plazo, con miras al 2021, año en que celebramos el Bicentenario de la Independencia Nacional.

Nuestros símbolos necesitan normarse conforme a los estándares actuales, considerando proporciones técnicas, códigos y lineamientos digitales, los cuales no se tenían en 1950. Además, es necesario que esta reglamentación establezca responsables para su aplicación y supervisión, así como sanciones por incumplimiento. Finalmente, se necesita que las normas sean difundidas de manera abierta.

Por el momento debemos acatar y cumplir las normas vigentes, esperando que pronto podamos tener una normativa actualizada y, así, contribuir al cuidado de la imagen del Estado peruano y del país.