Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 4

de abril de 2020

Riqueza forestal zonificada

“La visión del Gobierno es que los bosques tengan un manejo adecuado para posicionar la explotación forestal como uno de los nuevos motores de la economía, en respuesta a los grandes retos globales”.

17/2/2020


La vastedad de la región amazónica y del ande en el Perú nos otorga una ventaja incomparable para desarrollar amplias zonas boscosas y convertirlas en un factor de crecimiento. Consciente de esa condición, el Ejecutivo ha impulsado la primera zonificación forestal en el país, correspondiente a la región San Martín, lo cual marca un hito en el camino de la conservación y la gestión sostenible.

El instrumento, aprobado por el Ministerio del Ambiente, resulta clave para el desarrollo sustentable y el buen manejo del entorno natural, de tal forma que la zonificación definirá, por ejemplo, las áreas específicas para uso forestal, y así cada productor o concesionario que tenga un pedazo de bosque a su cargo, debe aprovecharlo con los estándares básicos de una gestión baja en emisiones para aportar en la mitigación del cambio climático.

El objetivo principal es aportar a la economía nacional con el aprovechamiento de los bosques de manera sostenible y explotar ese potencial conformado por 10 millones de hectáreas de bosque primario maderable, de los cuales 8 millones pueden ser concesionados y 2 millones de hectáreas deforestadas pueden ser objeto de reforestación, para obtener una rentabilidad del 20% o más.

Con las normas promovidas por el Gobierno, se prevé que el desarrollo del sector forestal posibilitará incrementar el PBI nacional entre 1 y 1.5 puntos porcentuales, lo que redundará en mayores divisas, más puestos de trabajo, exportaciones de productos maderables anuales para el 2020 y la reducción de importaciones en 50% al 2021.

Es fundamental destacar que ese potencial tiene un impulso significativo con la promulgación de cuatro reglamentos de Ley Forestal y de Fauna Silvestre N° 29763, habida cuenta de que el 65% del país es amazónico, y de esa zona, más del 80% tiene condiciones inmejorables para conseguir miles de hectáreas de madera obtenida de forma sustentable.

La visión del Gobierno es que los bosques tengan un manejo adecuado para posicionar la explotación forestal como uno de los nuevos motores de la economía, en respuesta a los grandes retos globales como la lucha contra la deforestación y el cambio climático. Pero, además, el conjunto de normas promoverá actividades de ecoturismo y los negocios de productos no maderables como harina de algarrobo, orquídeas, aguaje en pulpa, aceite de ungurahui, tara, entre otros.

Además, contribuirán al control de la tala ilegal mediante el fomento del mercado de madera legal y, sobre todo, visibilizará el verdadero valor del bosque peruano con un enfoque integral que, más allá de ser proveedor de madera, brindará una serie de bienes, servicios y oportunidades.

Lo más valioso es que permitirá fomentar negocios desde las comunidades oriundas. De hecho, el Estado ha focalizado su atención en estos segmentos de la población, reconociendo los derechos colectivos de los pueblos al asegurar su participación en la gestión del patrimonio forestal y de fauna silvestre.