Tipo de cambio:

Compra: 3.357

Venta: 3.361


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 22

de setiembre de 2019

PEDRO PABLO DE VINATEA VIVE EL MEJOR MOMENTO DE SU VIDA

Sacrificio sin límites

El parabadmintonista tiene como objetivo clasificar a los Juegos de Tokio 2020.

2/9/2019


Detrás de la medalla dorada obtenida por Pedro Pablo existen sacrificios que muy pocos conocen. El paradeportista desistió de asistir al Mundial de Suiza de la disciplina, en el que podía conseguir puntos importantes para clasificar a los Paralímpicos de Tokio 2020, y prefirió quedarse en el Perú para afrontar de la mejor manera los Juegos Parapanamericanos Lima 2019.

“Dejé de ir al mundial. Fue un sacrificio totalmente consciente, voluntario y consensuado con mis entrenadores, y me da gusto haberlo hecho porque esto [Lima 2019] es más significativo que cualquier mundial o cualquier puntuación. Para lograr los puntos para Tokio 2020 existen otros campeonatos. Obviamente, el mundial es el que brinda el doble de puntos, pero no dudo de que mi decisión fue la correcta”, reflexiona.

De Vinatea tiene 32 años y en la actualidad ocupa el puesto 11 del ranking mundial; para alcanzar el cupo para Tokio 2020 es necesario ubicarse al menos en la sexta posición de la clasificación máxima.

Desde joven, a Pedro Pablo le apasionó el deporte de las plumillas. Hasta los 14 años se desempeñaba como un jugador convencional, pero una enfermedad le hizo perder la pierna izquierda. Sus sueños deportivos no se desvanecieron y retomó su disciplina en la categoría SL3 (para los atletas con una limitación funcional en las extremidades inferiores).

Luego de participar solo en campeonatos internacionales, una misión le fue revelada: encargarse de formar una selección en el Perú.

“En algún momento sentí la responsabilidad de formar un equipo, una selección. Eso empezó hace cinco años y ahora vemos a jugadores peruanos dándolo todo en Lima 2019. Cada triunfo de mis compañeros lo siento como mío porque sé que los acompañé desde el comienzo y fue mérito de cada uno avanzar hasta donde han llegado”, asegura.

En este esfuerzo no estuvo solo, ya que lo respaldaron la Federación Peruana de Bádminton, la Confederación Panamericana, el Instituto Peruano del Deporte y tres empresas privadas.

“Sabía lo que el deporte había hecho por mí, en mi discapacidad y mi recuperación, y quería que otras personas pasaran por lo mismo y también vivieran lo que es competir como equipo, algo muy emocionante porque se forma una familia. Y esta [la selección de parabádminton] es una nueva familia para mí”, añade.

Incomparable

El parabadmintonista le da un alto valor a su conquista del sábado pasado, cuando hizo retumbar la Videna. Asegura que la medalla dorada en Lima 2019 es el logro más grande que obtuvo en su vida.

“Es indescriptible, no hay palabras para este momento. Ganar la presea de oro es algo grande en mi vida. Desde hace mucho tiempo trabajo para obtenerla. Nada de lo que he conseguido en mi carrera se compara con ganar una medalla en unos Juegos Parapanamericanos porque acá represento a todo un país”.

Con el término de los Parapanamericanos, De Vinatea cierra una etapa y abre otra que le demandará más sacrificio, ya que seguirá bregando para concretar la difícil misión de llegar a Tokio 2020.

“Tengo campeonatos en lo que va del año. No he planificado todavía lo que se viene en mi carrera, pero esta etapa es una consolidación de algo que realmente venía buscando”, finaliza.

LIMA 2019

Se impuso 2-0 (21-11 y 21-3) al brasileño Leonardo Zuffo, en la final de la modalidad de individuales masculino, SL3, consagrándose como el mejor de su categoría en los Juegos Parapanamericanos.

Cifra

3 veces fue campeón panamericano (Guatemala 2013, La Habana 2014 y Lima 2018).