Tipo de cambio:

Compra: 3.595

Venta: 3.599


Año de la Universalización de la Salud
JUEVES 1

de octubre de 2020

Salud bucal, evite infecciones y mal aliento

Conozca por qué es importante no dejar inconclusos los tratamientos dentales.

16/8/2020


Debido al aislamiento obligatorio, muchas personas interrumpieron sus tratamientos odontológicos. La cuarentena ya se levantó y es momento de volver al dentista para cuidar nuestra salud bucal. Y es que dejar inconclusa una curación o procedimiento puede generar dolores de cabeza, musculares, mal aliento, inflamación y sangrado de encías, pérdida de piezas dentales, entre otras molestias. Estas son algunas de las complicaciones que pueden padecerse, señala el odontólogo y director de Estética Dental Ríos, doctor Guillermo Ríos.

Diente provisional

Puede durar hasta 3 semanas a un mes. Después de este tiempo, el acrílico absorbe olores, sabores de las comidas, acumula placas y microorganismos. Además, existe un alto riesgo de que se despegue y los alimentos ingresen en la corona y generen caries con mucha rapidez. En ocasiones puede afectar la pulpa dentaria (nervio, arteria y vena) y esto haría necesaria una endodoncia.

Endodoncia

La tendencia actual es que la endodoncia se realice en una sesión, pero si el diente tiene muchas raíces (molares) o la infección es antigua (necrosis pulpar) se puede efectuar hasta en tres citas. Durante este tiempo se le dan al paciente antibióticos y antiinflamatorios, y se deposita en la pieza tratada un medicamento para eliminar todos los microorganismos que pueden quedar en las raíces. Si no termina el procedimiento, después de tres semanas los microorganismos vuelven a reproducirse y continúan destruyendo el tejido dentario, lo que irá debilitando el diente. Esto lo hace propenso a fracturas y se tendría que extraer.

Caries

Cuando un diente tiene una curación provisional, se le coloca una pasta que está diseñada para durar unos cuantos días. Si se cae o desmorona, la pieza queda expuesta a los ácidos de los microorganismos y genera dolor. En algunos casos, puede hasta infectar el nervio dentario y el paciente necesitará una endodoncia. Cuando una infección odontogénica no se trata a tiempo puede desencadenar dolores intensos y un cuadro de septicemia, en el peor de los escenarios. Otro problema frecuente es el mal aliento.

Ortodoncia

El objetivo principal de este tratamiento es corregir malas posiciones. Si se deja inconcluso, el paciente tiene una mala mordida, no mastica bien los alimentos, presenta dificultad para pronunciar palabras, y en el plano estético, puede ocasionar problemas de autoestima porque tiene los dientes chuecos. También es importante ir al control periódico para revisar si hay caries o acumulación de sarro, debido a una inadecuada higiene bucal; para evaluar que los alambres no estén flojos y generar movimientos dentarios indeseados; identificar manchas blancas alrededor de los dientes producto de la acumulación de placa bacteriana y tratar una posible halitosis.

Sangrado de encías

Los sangrados recurrentes de encías casi siempre se deben a la gingivitis (placa bacteriana o cálculos dentales que inflaman las encías, la vuelven de color rojo intenso y hacen que sangren con frecuencia durante el cepillado). Es una enfermedad reversible en sus primeros estadios, pero si no se elimina la placa bacteriana y de cálculos se puede convertir en periodontitis (que produce movilidad dentaria). Esta enfermedad es irreversible y si no se trata a tiempo puede producir pérdida de las piezas.