Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

Salud mental: los jóvenes deben aprender a aceptar la ausencia de las reuniones sociales

Tras la cuarentena, la vida social no se retomará en un santiamén, sino después de mucho tiempo. El reto de los jóvenes será aceptar estas circunstancias. La tecnología, sin excesos, es un buen aliado.

22/4/2020


¿Cuando se levante la cuarentena, todo volverá a la normalidad como por arte de magia? No. El psicólogo clínico Gary Rivera recuerda que la primera tarea que tienen los estudiantes de colegios, institutos y universidades, es aprender a aceptar que durante un largo periodo del año no verán a sus amigos. 

“Por más que la cuarentena se levante el lunes 27, todavía debemos evitar las reuniones sociales. El coronavirus no es como tener una herida, que pasa un tiempo y se cura; controlar el covid-19 implica que el distanciamiento social obligatorio es un periodo largo y que deben estar en casa”, dice.

El especialista recuerda que si no aceptamos que por largos meses no podremos participar de fiestas o conciertos, “viviremos en rechazo; estaremos amargados, tristes. Debemos aceptar esta situación y no tener emociones negativas”, aconseja.   

La “aceptación” de la nueva realidad poscuarentena tiene que darse de “manera tranquila” y ser conscientes de que todo se irá normalizando gradualmente, con el correr de los meses. 

Alternativas con tecnología 
Sugiere buscar alternativas para poder llevar una vida tranquila en estos meses que la pandemia y las medidas restrictivas continúen. 

“Muchos jóvenes ya iniciaron las reuniones virtuales, celebran cumpleaños, mediante las distintas plataformas existentes. De esta manera, pueden salir de la rutina usando a su favor la tecnología para poder generar estos espacios”, dice Rivera. 

Los jóvenes más sociables son los que están facilitando estos encuentros virtuales con sus amigos o están desarrollando formas de expresarse por medio de los videos cortos en las redes sociales, como el TikTok, las cadenas, cantan, etcétera, “son formas de canalizar las energías, expresarse y querer captar cierta atención de los demás”. 

Sin embargo, recuerda los abusos de la tecnología. “La globalización y la tecnología han generado cierta dependencia, definitivamente; por ello, la Organización Mundial de la Salud tiene un diagnóstico para el síndrome de abstinencia de los equipos celulares”. Es el otro extremo al que también debemos estar atentos.

Para los padres
Gary Rivera recuerda a los padres que, tanto en la cuarentena nacional o las subsiguientes semanas, debemos estar atentos a los cuadros de ansiedad, las dificultades conductuales e inclusive los episodios depresivos que pueden manifestar sus hijos.  

“Esos cambios emocionales son normales y naturales, no hay que minimizarlos o exagerarlos, sino tomarlos en su real dimensión, brindando el espacio para escucharlos o atenderlos, porque es natural que se den”, recuerda. 

En cuanto a la teleeducación de los escolares, son los padres de familia quienes tienen que comprender que, en este nuevo escenario global, los profesores brindan información mientras que los padres y madres tienen el papel de “facilitadores”, acompañando a sus hijos.

“También hay padres de familia que se angustian porque sus hijos no pueden salir o tienen un niño o un joven con necesidades especiales. Es importante que los padres aprendan a canalizar sus emociones y a darse su propio espacio, para que no se desquiten ni proyecten su frustración con sus hijos. 

Comunicación intergeneracional
Al vivir en casa todo el tiempo, surge otro tema: todas las generaciones, padres, hijos, inclusive, abuelos y tíos están dentro de casa todo el tiempo.  

“Debemos de recordar que los jóvenes se relacionan más por redes y están aprendiendo a generar vínculos, nuevas formas de poder comunicarse, relacionarse. Eso es el lado positivo de esta situación”.

Juegos de mesa
Un vínculo que se ha dado es a través de los juegos de mesa: hoy las familias están retomando las actividades lúdicas como los rompecabezas, los naipes o el Twister, entre otros juegos de mesa. Es algo que se ve en las tiendas de supermercados, donde los juegos de mesa han vuelto a ocupar un espacio importante.  

“Llega un punto en que el uso de internet y la información sobre el covid-19 saturan; estresa estar informados; hay que desconectarnos de las redes y las noticias, y buscar formas mucho más lúdicas de comunicarnos con la familia. Por eso es importante el papel que cumple la ludoterapia, para canalizar la tensión, el estrés”, finaliza Rivera.