Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 27

de setiembre de 2020

EL OBJETIVO ES LA REACTIVACIÓN

Se inician obras de Arranca Perú con recursos de Vivienda, Construcción y Saneamiento

Corresponden a trabajos en pistas, veredas, infraestructura vial y equipamiento urbano.

16/9/2020


Las obras de pistas, veredas, infraestructura vial y equipamiento urbano contempladas en el plan de reactivación económica Arranca Perú empezaron a ejecutarse, destacó el titular del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), Carlos Lozada Contreras.

Esta es una estrategia ambiciosa del Gobierno que busca una reactivación económica. Principalmente, se pretende generar puestos de trabajo para la población, pero también desarrollar proyectos orientados al cierre de brechas, afirmó.

“El MVCS hizo un esfuerzo de más de 1,400 millones de soles que contempla obras de agua y saneamiento y también de pistas y veredas acompañado de espacios públicos”, agregó.

Proyectos

El ministro Lozada supervisó ayer en el distrito de Végueta, provincia de Huaura, región Lima, el inicio de una de estas obras de pistas, veredas e infraestructura.

Se trata del mejoramiento de la infraestructura vial en el sector de Primavera, que tiene una inversión total de 5 millones 217,908 soles y beneficiará a aproximadamente 1,800 habitantes.

En este mismo distrito, también se empezó a construir el parque recreativo en el anexo 2 del sector Primavera, que tiene un monto de inversión de 376,296 soles y que mejorará la calidad de vida de más de 900 vecinos de la zona.



Estas obras son ejecutadas por la Municipalidad Distrital de Végueta, gracias a una transferencia de recursos del MVCS, efectuada como parte del plan de reactivación económica Arranca Perú.

Transferencias

Como parte del plan de reactivación, el MVCS transfirió, a escala nacional, a los gobiernos locales un total de 446 millones 981,244 soles para la ejecución de 172 obras de pistas, veredas, infraestructura vial y equipamiento urbano.

Destinó además 59 millones 871,455 soles para un conjunto de 61 inversiones de optimización, ampliación marginal, rehabilitación y reposición (IOARR).

Un aspecto adicional es que el plan Arranca Perú incluye la transferencia de 404 millones 162,658 soles a los municipios para la ejecución de 137 proyectos de agua y saneamiento, así como un monto de 535 millones 350,000 soles transferidos al Fondo Mivivienda para la entrega de 19,100 Bonos Familiares Habitacionales (BFH) del programa Techo Propio.

Entrega de agua potable

El ministro Lozada, además, inspeccionó la entrega gratuita de agua potable en el sector Túpac Amaru, distrito de Végueta, provincia de Huaura.

Esta entrega es parte de la operación Plan Aguasalud, que lleva a cabo mediante la EPS Aguas Lima Norte y que consiste en el abastecimiento gratuito de agua potable por el estado de emergencia sanitaria a la población sin servicio.

De esta manera, mediante 12 unidades cisterna, se reparten diariamente cerca de 310 metros cúbicos en las zonas sin acceso a redes domiciliarias de los distritos de Végueta, Hualmay, Santa María y Huacho.

Por otro lado, como parte de la Reconstrucción con Cambios, el MVCS elabora 19 planes urbanos para el departamento de La Libertad, cuya implementación impulsará el crecimiento integral, sostenible y ordenado de su territorio, y mitigará los riesgos de desastre.

Estos planes representan una inversión de 8 millones 180,600 soles, que contribuirán a la ocupación ordenada del suelo.

Reconstrucción de viviendas

El MVCS entregó las dos primeras viviendas afectadas por la deflagración de GLP en Villa El Salvador que fueron reconstruidas.

Se trata de las casas ubicadas en el cruce de las avenidas Villa del Mar y Mariano Pastor Revilla, que fueron las más afectadas y tuvieron que ser demolidas debido a los daños que sufrieron.

El viceministro de Vivienda y Urbanismo, Ricardo Vidal, quien hizo entrega de las viviendas a las familias, indicó que se cumple el compromiso de reconstruir las casas que quedaron inhabitables y entregarlas a sus dueños con las características que tenían.

En ambas viviendas se contempló cimentación, columnas, vigas, losa aligerada, paredes y acabados, como piso cerámico, entre otros.