Tipo de cambio:

Compra: 3.274

Venta: 3.277


Año del diálogo y la reconciliación nacional
VIERNES 20

de julio de 2018

ENFOQUES

Servicios ecosistémicos y economía sostenible

8/5/2018


Mirbel Epiquién

Jefe de Gestión Ambiental y Servicios Ecosistémicos de SEDAPAL

El concepto de los servicios ecosistémicos forma parte de la teoría económica desde la década de 1970, cuando muchos economistas y ecólogos –en un afán de medir los beneficios de la función de los ecosistemas– acuñaron el término para referirse a un conjunto de beneficios, tangibles o intangibles, que el ser humano y la sociedad disfrutan a partir de los procesos geoquímicos y ecológicos que se presentan en la naturaleza.


El concepto se ha consolidado en la teoría y la práctica con el pasar de los años, al punto que hoy organismos internacionales, como el PNUD y el Banco Mundial, se refieren a los servicios ecosistémicos como factor clave en el desarrollo sostenible de todo país. Pero, ¿cómo incluir estos servicios en un esquema de crecimiento continuo basado en exportación de materias primas, como el caso peruano?

Antes, debemos preguntarnos si podríamos aspirar a ser un país líder en materia forestal, acuícola o agroindustrial, si continuamos con tasas crecientes de deforestación, si seguimos depredando nuestro mar, ríos y lagos, y agotando nuestras fuentes naturales de agua dulce.

Imposible hablar de economía sostenible sin reponer el stock de recursos naturales renovables en nuestros ecosistemas, sin recuperar la capacidad funcional de regulación hídrica de las cuencas, sin recuperar bosques o sin conservar la biodiversidad.

Todos estos problemas pueden ser abordados mediante el concepto de los servicios ecosistémicos, que los ministerios del Ambiente y de Economía y Finanzas, además de la Sunass, impulsan con éxito desde hace alrededor de cinco años gracias a la Ley de Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos, que permitió incluir en el sistema de inversiones (invierte.pe) las intervenciones en infraestructura natural. Asimismo, impulsó la creación de fondos de reserva especial para proyectos de servicios ecosistémicos en las empresas prestadoras de agua.

Los avances son interesantes, pero podríamos consolidar lo alcanzado para lograr un crecimiento económico con ecosistemas sanos y funcionales. Aquí planteo tres aspectos que podrían convertirse en tareas para los próximos años:

1. Crear más y mejores herramientas normativas que permitan la inversión en mecanismos de retribución por servicios ecosistémicos en todos los sectores productivos del Estado y en los distintos niveles de gobierno.

2. Generar incentivos para la inversión privada en infraestructura natural (recuperación de los servicios ecosistémicos), por ejemplo, mediante mecanismos de obras por impuestos.

3. Visibilizar en las estadísticas oficiales el rol fundamental de los servicios ecosistémicos en la economía.

Con los resultados de estas tareas, cumpliremos con nuestro rol de ser un país climáticamente responsable y contribuiremos, de esa manera, con la reducción de nuestras emisiones y la mitigación de los efectos del cambio climático.