Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 5

de abril de 2020

Siguiendo el SOL

Últimos estudios revelan que el observatorio astronómico de Chanquillo marcaba los equinoccios de diversas formas y con bastante precisión. Sus trece torres estarían alineadas con cerros cercanos.

24/3/2020


Ernesto Carlín

ecarlin@editoraperu.com.pe

El Perú está postulando al sitio arqueológico de Chanquillo, ubicado en Casma, para Patrimonio Cultural de la Humanidad. Esa decisión se podría tomar este año, si es que no existen contratiempos, comentó al Diario Oficial El Peruano Iván Ghezzi, impulsor de esta candidatura. 

El sitio de Chanquillo comprende una fortaleza en una ladera de un cerro. Frente a ella, en otro cerro, están dispuestas trece torres. Estas sirvieron, según los estudios de Ghezzi, para que, desde un observatorio ubicado en la fortaleza, se pudiera medir con precisión el movimiento del Sol.

Diversidad

El arqueólogo contó que los últimos estudios han revelado mayores hechos destacables respecto a este lugar prehispánico. Por ejemplo, la precisión con la que predicen los equinoccios.

Menciona que, a diferencia de los solsticios, que duran varios días y que marcan los puntos más cercanos o lejanos del Sol respecto a la Tierra, los equinoccios señalan la ubicación de este astro sobre la línea del Ecuador. Dicho fenómeno es muy breve, observable tan solo por dos días –el jueves 19 se vivió uno, por ejemplo– y requiere bastante observación.

En el caso de Chanquillo se puede apreciar que el Sol aparece en los equinoccios entre las torres seis y siete. Ghezzi añade que, junto con su colega británico Clive Ruggles, especialista en arqueoastrología, se percataron que las torres con las que los habitantes del valle de Casma seguían los movimientos del Astro Rey tenían relación con el horizonte.

Es decir, las mismas observaciones que se podían hacer con precisión con estas construcciones, se podían hacer de manera aproximada con los cerros que se veían al fondo. La única excepción son los equinoccios, los más complicados de marcar. El Sol, a la par que aparece entre las torres seis y siete al amanecer, también lo hace en el cerro Mucho Malo.

Otro descubrimiento reciente es que dentro de la fortaleza se encuentra un templo. Los anchos pilares del este tienen unas canaletas. Lo curioso es que la sombra que producen estos también están bajo el sino del equinoccio.

Por las canaletas solo se filtra el sol al amanecer en fecha de este fenómeno astronómico. Cuando este llegaba, se veía reflejado en la pared una luz fuerte, pero no en las demás fechas.

Datos

pilares tiene el templo de Chanquillo