Tipo de cambio:

Compra: 3.301

Venta: 3.305


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
SÁBADO 23

de marzo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

KARATECA ANHELA TRIUNFAR EN LOS JUEGOS PANAMERICANOS LIMA 2019

Sueño latente

La deportista peruana Saida Salcedo es carta de medalla en la modalidad de kata.

2/3/2019


Nada detiene a Saida Salcedo. Ni los rivales más complicados ni los entrenamientos más extremos en el karate son obstáculos para dejar de pensar en alcanzar el objetivo principal de triunfar en los Juegos Panamericanos, certamen al que aspira llegar en su máximo nivel.

La karateca no da tregua. Es cuidadosa en cada detalle de su preparación en los movimientos del kata. Sigue al pie de la letra cada instrucción de sus entrenadores porque sabe que es la única vía para alcanzar su sueño, ese que comparte con todos los deportistas nacionales que anhelan ser profetas en su tierra cuando inicien los Juegos de Lima 2019.

Ayuda importante

El sacrificio expuesto en cada certamen y logro alcanzado le permiten a la exponente de 28 años ser parte del Programa de Apoyo al Deportista (PAD) del Instituto Peruano del Deporte (IPD). Allí recibe apoyo económico mensual con la finalidad de solventar sus gastos.

A eso se suma su presencia como parte del grupo de deportistas Top Perú, que tienen una preparación exclusiva con miras a los Panamericanos 2019. Estos apoyos son herramientas importantes para Saida, quien transforma los retos en una posibilidad para superarse.

“Hemos empezado un gran sueño pensando en los Juegos Panamericanos Lima 2019. Junto al equipo de kata queremos asegurar el podio, lograr medallas para nuestro país y hacer respetar la casa”, dice Salcedo, quien acude todos los días, a las 6:00 horas, a la Villa Deportiva Nacional (Videna) para iniciar su rutina junto a sus compañeras de equipo, Andrea Almarza y Sol Romaní.

Siempre da a conocer que su lugar predilecto es el tatami, donde se refugia y da forma a sus más preciados sueños, como es el de clasificar a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, donde anhela ser la mejor karateca del mundo, del continente americano y del Perú.

Refugio deportivo

En cada paso que da en el karate, siempre aclara cómo llegó al deporte que luego se convirtió en una pasión. Al ser diagnosticada con pie plano, recibió la recomendación de su ortopedista de que debía introducirse en una disciplina que la obligue a ejercitarse de manera descalza y es allí que aparecieron las artes marciales. El deporte la ayudó a superarse como atleta y profesional de la administración de negocios internacionales.

“Durante mi trayectoria deportiva, he tenido pérdidas de familiares y hasta sufrí de depresión, pero todo lo pude superar gracias al karate. Fue mi lugar de protección y donde yo podía ser tal cual, además de olvidar mis problemas”, enfatiza.

Cuando Saida se refiere a que el karate es todo para ella, también hace hincapié en que le brindó carácter y fortaleza, armas con las que sale a buscar sus objetivos sin temer a nada ni a nadie porque por encima está su deseo de regalarle triunfos a su querido Perú.

Dato

22 años lleva inmersa en el deporte del karate.