Tipo de cambio:

Compra: 3.343

Venta: 3.347


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
SÁBADO 19

de octubre de 2019

Tablas y fantasía

Dos obras teatrales peruanas en cartelera actualmente pertenecen a un género poco frecuente en nuestras artes escénicas: la ciencia ficción.

24/6/2019


Ernesto Carlín

Editor de Cultural

En estos días ocurre un hecho curioso en la escena teatral de Lima. Dos obras peruanas apelaron a un género poco común en las tablas locales: la ciencia ficción.

Se trata de 4321: el milenio de los inmortales y La disputa. La primera es dirigida por Carlos Alza, mientras que la segunda está a cargo de Daniela Zea Guzmán, quien también la escribió.

Víctor Hugo Coveñas participa en las dos producciones. En La disputa es asistente de dirección, mientras que en la otra es uno de los actores.

Contó al Diario Oficial El Peruano que es un reto presentar este tipo de obras en el medio local, pues no es a lo que está habituado el público.

Reto

Sin embargo, mencionó que el género de la ciencia ficción permite plantear y explorar temas de actualidad con un halo diferente.

Por ejemplo, en 4321: el milenio de los inmortales se plantea cómo los adelantos científicos pueden hacer desaparecer el riesgo de la muerte, pero a la vez otros temas de diferencias sociales quedan todavía vigentes.

Por otro lado, La disputa narra cómo la actividad destructiva del ser humano pone al borde del abismo a todo tipo de vida en el mundo. En esta obra se pone en duda si este comportamiento de la raza humana se puede cambiar. Para mostrarlo, cuatro jóvenes, protegidos de la violencia, son criados alejados. El reto es juntarlos y ver qué les manda sus instintos.

La obra 4321: el milenio de los inmortales fue escrita por la hermana del director, la dramaturga Antoanette ALzo.