Tipo de cambio:

Compra: 3.382

Venta: 3.386


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
LUNES 19

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Cómo la tecnología puede complementar la medida Pico y placa

La medida de restricción, conocida como Pico y Placa, puede ser complementada con inteligencia artificial o aprendizaje profundo.

2/8/2019


Sofía Pichihua

@zophiap

El sistema Pico y Placa ya se aplica en cinco ejes viales de Lima para reducir la congestión vehicular. La tecnología podría convertirse en un aliado de esta medida de restricción con el uso de inteligencia artificial y aprendizaje profundo.

Así lo aseguró Judith Chávez, desarrolladora de negocio de Hikvision, quien explicó que hay innovaciones tecnológicas que ya se aplican en otros países para complementar estas acciones de control de tránsito.

“La guía del tráfico vigila el flujo en los carriles de tráfico. Los datos generados se envían a los centros de control y gestión de tráfico donde los operadores pueden tomar medidas en tiempo real”, sostuvo.

A ello se suma la tecnología para el reconocimiento de placa. Las cámaras detectan los datos alfanuméricos, y si un vehículo infringe el sistema pico y placa, el centro de control recibirá una notificación.

Otras medidas

Las cámaras inteligentes pueden calcular la cantidad de vehículos que cruzan una intersección y detectar la longitud de las colas de tráfico.

Con esa información, se podrá configurar automáticamente los semáforos para equilibrar el flujo del tráfico, aseguró la especialista. Por ejemplo, se podría reducir la duración de una señal del semáforo.

“Hoy los sistemas de videovigilancia aplicados a la inteligencia artificial permiten una reacción más rápida ante las incidencias de conducción ilegal o irresponsable, así como ayuda a tomar acciones para eliminar los obstáculos en vías urbanas, a la vez que los conductores se ven obligados a cumplir con las normativas de tránsito”, dijo.

Chávez refirió que en la comuna Providencia, en Santiago de Chile, se utiliza un sistema de videovigilancia con inteligencia artificial que cuenta con cámaras de reconocimiento de placa para el hallazgo de vehículos robados. Aseguró que en el 2018 se instalaron 50 cámaras y 6 checkpoints que facilitan la detección del auto robado en solo cinco segundos tras cruzar una vía vigilada.

En su opinión, en Lima, el reconocimiento de placas podría ser aplicado en una primera fase. En una segunda etapa se podría implementar la analítica avanzada para evaluar el flujo de tráfico, interconectar los semáforos y enviar alertas si algún carro está en la dirección equivocada o hace una maniobra indebida.

El mayor reto es determinar si la infraestructura (nivel de banda ancha, conectividad, entre otros) está apta para su integración a estas soluciones tecnológicas.