Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

Traslados humanitarios

Además de la crisis económica y sanitaria, la pandemia causada por el nuevo coronavirus ha ocasionado también un grave problema social para millones de personas en el mundo.

6/5/2020


En el Perú, la emergencia sanitaria y la paralización de actividades originaron que miles de compatriotas afrontaran serios problemas para mantener sus puestos laborales. Esto resultó especialmente apremiante para quienes provienen del interior del país y que residen y trabajan en la capital, pues la mayoría de ellos depende de ingresos generados en el día a día.

Es así que, al no poder obtener recursos económicos para solventar sus gastos, como el de alimentación y alquiler de una vivienda, muchos decidieron retornar a sus localidades de origen, donde cuentan con mejores oportunidades para afrontar la pandemia.

Sin embargo, ello traía consigo el riesgo de que estos compatriotas se convirtieran involuntariamente en vectores de contagio del nuevo coronavirus al llegar a sus respectivas zonas de procedencia.

Además, implicaba un problema logístico: debido a la emergencia nacional, el transporte interprovincial de pasajeros está suspendido, por lo cual no hay forma segura de que los pobladores puedan trasladarse al interior del país. Frente a ello, muchos resolvieron iniciar el retorno a pie, hecho inviable y no desprovisto de peligros por la inseguridad que implica recorrer largas distancias por las carreteras y caminos del país.

Por lo tanto, era necesario que el Estado interviniera para garantizar la seguridad de este sector de nuestra población y, además, prevenir más contagios con la letal cepa vírica que tanto dolor viene causando.

Así, el Ejecutivo coordinó con los gobiernos regionales para organizar traslados humanitarios. Hasta el 2 de mayo pasado, el Estado propició el retorno de 14,267 personas, ya sea por vía terrestre o aérea en condiciones apropiadas de seguridad.

Para evitar la propagación del agente patógeno, antes de emprender el retorno, todos estos peruanos fueron sometidos a las pruebas rápidas para detectar el covid-19, y los que arrojaron positivo, en total 624 personas, tuvieron que cumplir una cuarentena.

Organizar traslados seguros es una medida solidaria del Gobierno, que demuestra su preocupación por atender el comprensible deseo de nuestros connacionales de retornar a sus ciudades de origen para pasar en mejores condiciones la emergencia nacional. Esto se confirmó, además, cuando el Ejecutivo encargó a la ministra del Ambiente la organización de esta disposición humanitaria.

El Gobierno también ha transferido recursos a las regiones para que solventen los traslados, así como los gastos de estadía en aquellos casos en los que sea necesario confinar a los ciudadanos en establecimientos apropiados para guardar cuarentena y evitar contagios

Teniendo en cuenta que es previsible que más peruanos expresen su voluntad de emprender el retorno a sus localidades, las coordinaciones entre nuestras autoridades deben continuar para garantizar la atención a la población más vulnerable afectada por la emergencia sanitaria.