Tipo de cambio:

Compra: 3.380

Venta: 3.384


Año de la Universalización de la Salud
LUNES 17

de febrero de 2020

Un electorado responsable

“Es esencial que los ciudadanos vayan a las urnas para que el resultado de los comicios sea legitimado por la mayor cantidad de electores y se respeten los procedimientos establecidos”.

26/1/2020


Los peruanos tenemos la gran responsabilidad de acudir hoy a las urnas, en un ejercicio de plena democracia para elegir a 130 parlamentarios que completen el período constitucional 2016-2021 del Congreso disuelto. Es un proceso en el que cada actor, ya sea institucional o personal natural, tiene un  papel preponderante en la selección de los nuevos representantes legislativos que aportarán a la elaboración de normas con miras al bicentenario.

Si bien es cierto que cada uno asume una responsabilidad específica, es el elector quien tiene un protagonismo esencial porque únicamente su participación como votante, miembro de mesa u observador garantizará que el resultado de los comicios refleje de manera genuina la voluntad del pueblo en la elección de los nuevos congresistas.

Quizá uno de los principales deberes del sufragante es la necesidad de informarse para emitir un voto a conciencia. Al respecto, los organismos del sistema electoral, los medios de comunicación, los colectivos ciudadanos, entre otros, se han encargado de difundir mediante diversas plataformas la información sobre las hojas de vida y los planes de gobierno de los candidatos para que los peruanos puedan comparar alternativas y definan su sufragio.

Parte de esa responsabilidad reside en la capacidad de análisis de cada persona para evaluar la conveniencia de una opción electoral, sin dejarse influenciar por corrientes de opinión generadas en las redes sociales o por encuestas que no se encuentran debidamente autorizadas por el marco legal.

Tan importante como la acumulación informativa es la debida conducta durante el proceso. De hecho, el Poder Judicial ya ha alertado que los delitos cometidos durante el desarrollo de las elecciones serán procesados y sancionados en juicios sumarios, bajo los alcances de un proceso inmediato en casos de flagrancia, respetándose siempre el debido proceso y los derechos fundamentales de los imputados y los agraviados.

Para evitar situaciones judiciales de esta índole, los ciudadanos no deben perturbar o impedir el desarrollo del proceso (restringiendo el tránsito, tomando locales de votación y sedes de organismos electorales), tampoco obstaculizar el ejercicio del derecho de sufragio de los electores u obligarlos a hacerlo en determinado sentido, ni suplantar votantes o hacer publicidad electoral el mismo día de los comicios, entre otras recomendaciones. Asimismo, es esencial que los ciudadanos acudan a las urnas para que el resultado de los comicios sea legitimado por la mayor cantidad de electores hábiles y respeten los procedimientos establecidos por el sistema electoral al momento de emitir el voto manual o electrónico.

Pero, sobre todo, es indispensable que los peruanos seleccionados como integrantes de mesas de votación cumplan con este deber cívico.

Y finalmente, pero no menos importante, es mantener la serenidad al momento de recibir los primeros resultados oficiales y aceptar al ganador de la lid electoral. De eso se trata la democracia.