Tipo de cambio:

Compra: 3.284

Venta: 3.286


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 16

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Un nuevo Qhapac Ñan

Estos son solo algunos de los acuerdos que nos revela cómo la integración dejó de ser solo planes, para dar sus primeros frutos en beneficio de nuestros pueblos hermanos.

26/6/2019


El Encuentro Presidencial y V Gabinete Binacional Perú-Bolivia, que terminó ayer en forma exitosa con la firma de 92 compromisos, 12 acuerdos y la Declaración de Ilo, de 49 puntos, revela el profundo compromiso de ambos mandatarios por trabajar en forma conjunta para el beneficio de sus pueblos.

En el encuentro con el jefe del Estado peruano, Martín Vizcarra, su homólogo boliviano, Evo Morales, se refirió a que se está gestando un nuevo Qhapac Ñan (Camino Inca), ya que se comienzan a implementar nuevas vías de comunicación para la integración vial y marítima.

Sin duda, el nuevo impulso de las relaciones de Perú y Bolivia obedece a la coyuntura mundial, que nos obliga a una mayor competitividad e integración entre nuestras naciones.

Entre los convenios interinstitucionales de cooperación que beneficiarán a nuestros pueblos fronterizos se encuentran los de integración energética.

Para cumplir la propuesta del gobierno del presidente Vizcarra de masificar el gas natural y mejorar la calidad de vida de los peruanos, uno de los convenios permitirá la instalación de gas natural a miles de domicilio en el distrito de Desaguadero y otras ciudades fronterizas de esta región.

De igual manera, se pactó un proyecto de comercialización de gas licuado (GLP) para favorecer a la población del sur del país a precios asequibles. Esto se realizará con la asociación de una empresa peruana con la estatal, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Por último, el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, reveló los planes para la construcción de un gasoducto boliviano hacia Ilo para el 2022 con el fin de llevar gas natural al sur del país, sin descuidar los otros proyectos semejantes en esta región.

Por su parte, Bolivia está enfocada en diversificar el uso de los puertos de salida hacia el océano Pacífico, sobre todo, después de que la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, falló a favor de Chile en la demanda interpuesta por La Paz en la búsqueda de conseguir una salida al mar en octubre del año pasado. La queja del gobierno de Morales es que hay una dependencia y sobrecostos logísticos al usar el puerto de Arica.

El presidente Vizcarra destacó la importancia de que se desarrollen los planes para Ilo porque “es geopolíticamente una ubicación estratégica en el litoral peruano y el puerto más austral que tenemos”.

De acuerdo con el gerente de la Administración de Servicios Portuarios de Bolivia, David Sánchez, si en el 2018 llegaron 30,000 toneladas de carga boliviana a Ilo, este año se esperan unas 100,000 toneladas.

Otro punto que se discutió fue el megaproyecto Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI) que, con una extensión de 3,755 kilómetros, unirá el puerto brasileño de Santos, en el océano Atlántico, con el océano Pacífico.

Estos son solo algunos de los acuerdos que nos revela cómo la integración dejó de ser solo planes, para dar sus primeros frutos en beneficio de nuestros pueblos hermanos.