Tipo de cambio:

Compra: 3.291

Venta: 3.294


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 21

de marzo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Una de cada cinco empresas fue víctima de ransomware en América Latina

Al menos tres de cada cinco empresas de América Latina sufrieron un incidente de ciberseguridad, según el reciente estudio Eset Security Report.

9/7/2018


 El 45% de los casos fue por código malicioso. Y la mitad de estos se vincula al ransomware, cuya forma más común de operar es secuestrando información de la víctima, para después pedir un rescate económico.


Los países más afectados por el secuestro de datos fueron Venezuela y Ecuador con el 22% de los incidentes registrados. Perú se ubica en la novena posición con el 18%.

En cuanto a la familia FileCoder, una modalidad de ransomware que cifra la información de una computadora o dispositivo móvil, nuestro país tuvo el 25% de las detecciones, la cifra más alta en la región.

Le sigue México con el 20%; Argentina, con el 15%; y Brasil con el 14%.

Camilo Gutiérrez, jefe de laboratorio de Eset Latinoamérica, explicó que la clave es analizar la gestión de la seguridad como un proceso, que abarca desde los empleados de todos los niveles y jerarquías, hasta la implementación de tecnología y procesos de gestión.

Lo más preocupante es que el 25% de empresas en la región no cuenta con medidas de prevención y el 10% no tiene un área dentro de la empresa para actuar frente al cibercrimen.

Otras amenazas

Además, Eset detectó que el código malicioso HoudRat “evolucionó”. Este malware no solo toma capturas de pantalla para guardar contraseñas, también roba información de sitios de comercio electrónico, así como contraseñas almacenadas en los buscadores y puede minar criptomonedas.

En tanto, el botnet Bondat, un gusano informático que almacena ilegalmente datos privados, tiene presencia en Perú, México, Ecuador y Colombia (con el 85% de las detecciones).

Datos

85%  Del total de las detecciones de Bondat se concentran en Perú, México, Ecuador y

Colombia.