Tipo de cambio:

Compra: 3.545

Venta: 3.548


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 7

de agosto de 2020

Una nueva etapa para el país

El Gobierno enfrenta ahora el gran reto de contener los contagios del covid-19, reactivar el aparato productivo nacional, celebrar elecciones generales y encaminar al Perú hacia su bicentenario.

16/7/2020


Los cambios en el Consejo de Ministros han obedecido a diversos factores durante nuestra vida republicana, y los relevos hechos en la víspera por el Presidente de la República en su equipo ministerial no han sido la excepción porque el Gobierno enfrenta ahora el gran reto de contener los contagios del covid-19, reactivar el aparato productivo nacional, celebrar elecciones generales en menos de un año y encaminar al Perú hacia una senda de desarrollo al celebrar su bicentenario como república.

Para alcanzar todos esos objetivos, el jefe del Estado, Martín Vizcarra, ha considerado propicio modificar la composición de su gabinete y ha colocado en la Presidencia del Consejo de Ministros a Pedro Cateriano, destacado constitucionalista y demócrata cabal, quien ya tiene la experiencia de haber ocupado anteriormente el mismo cargo y ha desempeñado funciones con el profesionalismo y la entrega que caracterizan su accionar público. Los nuevos ministros que lo acompañarán en esta nueva etapa también son renombrados especialistas que le dan un cariz técnico al Poder Ejecutivo en su conjunto.

En poco más de una semana, los peruanos celebraremos un nuevo aniversario patrio, fecha en la que siempre se han presentado los cambios ministeriales. La juramentación de ayer no ha sido la excepción, y la labor que se viene por delante no dejará de ser menos intensa que el trabajo desempeñado por el gabinete saliente, que presidió Vicente Zeballos, cuyo mayor mérito grupal es haber enfrentado los primeros meses de la pandemia con esfuerzo, valentía y dedicación.

El Mandatario ha detallado, en un pronunciamiento público, cuáles serán los objetivos macros de este entrante Consejo de Ministros: dar prioridad al sector Salud hasta vencer al covid-19, potenciar la recuperación económica para generar más puestos de trabajo y riqueza para los peruanos, mejorar los sistemas de salud y de educación en todos los niveles, así como fortalecer la institucionalidad democrática. Son metas que pueden alcanzarse fácilmente con una vocación concertadora y el trabajo coordinado del Poder Ejecutivo con otras instituciones.

Por lo pronto, el titular del Congreso de la República, Manuel Merino, ha expresado su confianza en que el nuevo jefe del Gabinete Ministerial alcanzará consensos y mantendrá los puentes de diálogo con el Parlamento nacional, lo cual ya es un buen síntoma de entendimiento entre los dos poderes del Estado para concertar una agenda de trabajo orientada a satisfacer las necesidades de la ciudadanía y dirigir esfuerzos al despegue del Perú como nación de economía firme y responsable, tras vencer la expansión de la cepa viral que castiga al mundo.

Es un trabajo difícil, sobre todo si no mantenemos los cuidados que permitan evitar un rebrote viral. De allí la necesidad de una labor unitaria, en la que los intereses particulares deben quedar absolutamente de lado y primar la importancia de trabajar por un país que requiere del sacrificio de sus autoridades y su población.