Tipo de cambio:

Compra: 3.344

Venta: 3.347


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 23

de mayo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Una respuesta multisectorial

El incremento de las lluvias, la latente posibilidad de nuevos desbordes de ríos, la reactivación de quebradas, los huaicos y deslizamientos han originado la declaratoria de emergencia en diversos distritos y provincias del país.

2/3/2019


Ello para posibilitar que las autoridades dispongan las acciones pertinentes, a fin de garantizar la atención rápida de las emergencias.

Las necesidades urgentes de los peruanos afectados por la inclemencia de la naturaleza han permitido establecer un diálogo directo y constante entre todos los niveles de gobierno: local, regional y nacional.

Sin duda, este diálogo es crucial, dado que la mayoría de las autoridades edilicias y regionales recién asumieron sus cargos el 1 de enero y, pocas semanas después, ya enfrentan situaciones que obligan a decisiones rápidas, pero siempre cumpliendo con los requerimientos de la administración estatal.

En las últimas semanas, como lo venimos informando en nuestras páginas, el Estado ha hecho frente, de manera multisectorial, a las emergencias en el país.

Todos los ministros tienen el encargo de coordinar con las autoridades locales y regionales y, además, supervisar las diversas acciones en las regiones encomendadas. Los ministros se han trasladado al interior del país.

El Presidente de la República lidera la respuesta del Estado. Ayer supervisó en la región Piura las acciones que se ejecutan en la quebrada San Francisco, en el distrito de Tambogrande, afectada por el incremento de lluvias.

En este trabajo no podemos dejar de destacar el apoyo de las Fuerzas Armadas, que están presentes en las zonas afectadas en diversas regiones del país, colaborando con el traslado de peruanos que quedaron aislados por la destrucción de vías, así como con la entrega de ayuda y brindando seguridad.

También debemos reconocer a las fuerzas policiales y el rápido accionar del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), que activó con rapidez sus protocolos de acción ante los desastres.

Los primeros pobladores afectados fueron los de Mirave, en Tacna; Aplao, en Arequipa, sin olvidar a la ciudad de Moquegua; y en las últimas horas tenemos a los compatriotas de San Jerónimo (Apurímac) Tambo Grande y Malingas (Piura).

Las recientes alertas sobre el clima indican que las lluvias proseguirán, y como país debemos seguir con atención las condiciones climáticas para continuar enfrentando las contingencias.

Asimismo, hay que estar preparados para enfrentar y acelerar el proceso de rehabilitación de las zonas afectadas, tomando como base el presupuesto para estos fines, además de la reserva de contingencia aprobada para este año.

La atención de los afectados es la prioridad como país y, mirando hacia el futuro, resulta necesario continuar fortaleciendo el desarrollo de sistemas y tecnologías constructivas para la seguridad y acondicionamiento de edificaciones; además de la generación de información y monitoreo del Fenómeno El Niño, entre otros.

El cambio climático, como se viene apreciando, nos impacta y como país debemos estar preparados.