Tipo de cambio:

Compra: 3.586

Venta: 3.590


Año de la Universalización de la Salud
MIÉRCOLES 21

de octubre de 2020

SERÁ POR 4,000 MILLONES DE DÓLARES ANUALES

Unión Europea aplicará represalia comercial a EE. UU.

OMC le da la razón a Europa en larga disputa por ayudas a Boeing.

14/10/2020


Ginebra,Suiza


AFP


Un año después de haberla sancionado por sus ayudas a Airbus, la Organización Mundial de Comercio (OMC) autorizó a la Unión Europea para que adopte medidas de represalia contra Washington por cerca de 4,000 millones de dólares al año debido a sus ayudas a Boeing en un nuevo giro en un diferendo comercial que ya dura 16 años.

“La OMC se pronunció y la UE puede ahora aplicar contramedidas. Es tiempo ahora de hallar una solución que facilite suprimir los derechos de aduana a un lado y otro del Atlántico”, reaccionó el presidente ejecutivo de Airbus, Guillaume Faury.



El vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, instó a Estados Unidos a aceptar un acuerdo después de que la OMC autorizó las represalias.

Reconciliación

“Dejé en claro que mi fuerte preferencia es por un acuerdo negociado con Estados Unidos, evitando rondas dañinas de medidas y contramedidas”, señaló Dombrovskis, alto representante de la UE para el Comercio, en un comunicado.

“Nuestra sugerencia es que Estados Unidos retire las tarifas que ha impuesto a raíz de este caso. La UE evitaría ejercitar el derecho de aranceles de represalia, y limpiamos la mesa, trabajando juntos para hallar un territorio común en diversas áreas”, propuso.

Ante esta perspectiva, Europa ya elaboró una larga lista de productos que podrían ser gravados.

Entre ellos, los aviones de línea fabricados en Estados Unidos y los tractores, pero también el tabaco, la batata, los cacahuetes, el zumo de naranja congelado, el ketchup o el salmón del Pacífico.

El fabricante de aviones europeo y su competidor estadounidense, y por medio de ellos, la UE y Estados Unidos se enfrentan desde octubre del 2004 en la OMC, juez de paz comercial mundial, por las ayudas públicas concedidas a los dos grupos, y que ambas partes consideran ilegales.

La decisión a favor de la UE sigue a la autorización concedida el año pasado a EE. UU. para imponer aranceles a bienes y servicios europeos importados cada año por un valor de 7,500 millones de dólares, la sanción más alta que había impuesto la OMC.