Tipo de cambio:

Compra: 3.373

Venta: 3.379


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 18

de noviembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

DE CAZUELA

Vaqueros a la conquista del Ande

El abuso del hacendado poderoso sobre pobres campesinos es un tema recurrente tanto en el indigenismo como en el western, y de ambos es tributaria esta película.

15/5/2018


Ernesto Carlín

Editor de Cultural

En la localidad de Pueblo Viejo se vive bajo la prepotencia del Principal (Juan Manuel Ochoa), el mayor terrateniente de la zona. Intentando sortear esta situación está el misti Eduardo Camac (Cristian Esquivel), el indio más acaudalado del lugar. Estamos en una época imprecisa previa a la Reforma Agraria.


El abuso del hacendado poderoso sobre pobres campesinos es un tema recurrente tanto en el indigenismo como en el western, y de ambos es tributaria esta película. La venganza es lo que motiva al misti Camac a tratar de acabar con el orden imperante. La trama conduce inexorable al duelo final –tópico clásico de los filmes del Oeste–, pero con algunas peculiaridades locales.

En Pueblo Viejo hay otro tema que marca a sus personajes: el racismo. La sociedad de castas causa dolor y frustración. De allí surge un interesante personaje secundario: Supay (Alberto Nue). Él es el único familiar del Principal a quien cuida con fidelidad canina. Sin embargo, este lo menosprecia y relega.

Es una película interesante por el juego de referentes. El uso de la banda sonora, que hace recordar a lo que hizo Enio Morricone con las películas de Sergio Leone, pero con toque andino, es un ejemplo de ello.

Sin embargo, hay aspectos que se pudieron mejorar. Uno de ellos son los diálogos, que en ocasiones pecan de demasiado explicativos. Otro es la parte romántica, no del todo bien resuelta no obstante la calidad de los actores. Haciendo sumas y restas, se trata de una película que mereció mayor difusión.