Tipo de cambio:

Compra: 3.357

Venta: 3.361


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 22

de setiembre de 2019

PUNTO DE VISTA

Versus uno mismo

El autor transita por el humor y la rabia con una inteligencia deslumbrante.

4/9/2019


Juan Pablo Torres Muñiz

Periodista

Pocos autores tienen más de tres títulos indiscutiblemente memorables. Philip Roth se apunta más de doce, y entre ellas unas seis obras maestras. Leer esos textos garantiza una buena sacudida, tanto en un plano intelectual como emocional. El autor transita por el humor y la rabia con una inteligencia deslumbrante.

El tiempo nos ayuda a sopesar mejor su legado. Conforme pasa el tiempo, se elevan en estima títulos anteriores a su famosa trilogía americana y posteriores a la saga de

Zuckerman: además de El teatro de Sabbath y La contravida, Operación Shylock representa, quizá, la cima más provocadora del maestro.

La novela narra un viaje de Philip Roth a Israel, en busca de alguien que se hace pasar por él para promover la causa del “diasporismo” (el retorno de los judíos asquenazis a Europa); allí asiste al juicio de Demjanjuk y termina enredado en una operación del Mossad. De manera que sí, asistimos a una lucha de Roth versus Roth, con la Intifada de fondo, mientras se discute la imagen universal del judío antes y después del Holocausto, merced de Shakespeare y las noticias.

¿Algo más? Aquí Roth arriesga, y vaya que ganamos todos.