Tipo de cambio:

Compra: 3.330

Venta: 3.333


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 17

de enero de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

LAURA ZAPATA. ACTRIZ

“Viajo ligera de equipaje en la vida”

Más villana que nunca, la actriz mexicana nos visita convertida en la suegra en la cinta nacional La peor de mis bodas 2.

13/1/2019


Cecilia Fernández Siivori

mfernandez@editoraperu.com.pe

Laura Zapata es la villana más reconocida en el mundo de las telenovelas. Ese sitial se lo ganó a pulso en cada producción a la que fue convocada  y ese fue su pasaporte para llegar, mediante sus personajes, a China, Filipinas, Rusia, Brasil, entre otros mercados donde ella jamás soñó que su trabajo se podría reflejar. Pero esta mexicana es más que solo la mala de la película; a propósito de su papel en la cinta peruana La peor de mis bodas 2, ella es un talento del arte escénico. Además de actriz, es cantante, escritora y una educadora convencida de que por medio de los libros se puede alcanzar la excelencia del ser humano.

–Laura, nos visitas a propósito de tu rol de la suegra villana en una película nacional.

–Me encanta el Perú y siento que esta experiencia que he vivido con la película La peor de mis bodas 2 ha sido de una familiaridad única. Una cosa tan de corazón, he sentido el rodaje y, en general, todo el trabajo tan ligero y divertido que estoy feliz. Ahora estamos en toda la etapa de promoción, y así recién vi la película en la sala de cine. Cuando acabó, le dimos la sorpresa al público cuando se prendieron las luces y pude ver que estaba a sala llena.

–¿Qué te decide a aceptar ser parte de esta historia? ¿Consideras que hay un mercado con proyección aquí, antes vivimos una época de oro?

–Me parece maravilloso que el cine peruano tenga un boom. Creo que a todos los países nos pasa lo mismo de estar en un pico y luego remontar. A nosotros también nos pasó igual. Tuvimos nuestro cine de oro y luego vino un declive con las películas de las ficheras, pero mira, nos acabamos de llevar nuestro Globo de Oro con Roma.

–¿Cuáles eran tus referencias del Perú escénicamente hablando?

–Muchísimas. Muy pocos saben que estuve en el Perú haciendo teatro, alrededor de 1976 o 1977, como parte del Teatro de las Américas. Recuerdo que llegué con Bodas de sangre. Y claro, recuerdo que ustedes tuvieron un boom impresionante de telenovelas. Era tan interesante que importaban actores de México. En ese momento no pensaba que me iba a tocar vivir todo esto. Eso me pone muy contenta porque tenemos muchos planes con la productora Big Band Films de seguir trabajando. Honestamente, espero que no sea la única producción.

–¿Ya nos sientes como tuyos?

–La gente entrañable con la que he compartido se ha ganado mi corazón, ya son mis amigos y ya los quiero. Además, la comida, ¡qué rico!.. Ahora van a venir mis hijos al Perú y nos vamos a pasear a Machu Picchu.

Talento integral

Laura comparte sus días impulsando un proyecto denominado Leo, luego existo, dedicado a la lectura y al conocimiento. También es una convencida del empoderamiento femenino y con complacencia ve que los tiempos cambian y que sociedades tan machistas como las latinas están reconociendo el verdadero valor de la mujer.

–Eres una figura que busca la transformación con tu arte.

–En esta cuestión educativa, los artistas tenemos una obligación social que cumplir. No solamente es salir y ganar, sino también, de alguna manera, donar un poco de tiempo, de lo que tú eres. Y estoy en este proyecto de Leo, luego existo hace 8 años, y soy el vínculo entre la sociedad y los escritores, poetas, novelistas y cuentistas. Quien lee un libro, cambia. Creo que el arte transforma al ser humano.

–En el empoderamiento de la mujer.

–He visto muchas mujeres empoderadas tanto en el Perú como en México. Las mujeres somos el primer sexo. Somos las que creamos, las que acunamos, las que educamos, las que crecemos. Somos el sexo fuerte. Y es un compromiso de todas.

–¿Y cómo vives tu madurez hoy en día, qué te motiva?

–Acabo de tener un viaje maravilloso conmigo misma, con mi soledad. Y me han preguntado: “Señora, usted está viajando sola”, y yo digo: “Sola no; al contrario, con la mejor de todo mi vida; o sea, conmigo misma”. Hice un viaje percatándome de todo lo que sucedía a mi alrededor y en un diálogo interno conmigo misma. Fue padrísimo y regresé con 39 poesías.

–Es vital hacerlo...

–Creo que todos deberíamos hacer un retiro para preguntarnos quiénes somos y a dónde vamos. En esta etapa viajo ligera de equipaje. Y este es el proceso que debe pasar todo ser humano para ir puliendo su piedra hasta lograr el diamante que es.