Tipo de cambio:

Compra: 3.272

Venta: 3.276


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 23

de julio de 2018

Vigencia del campeón

Alemania sufrió más de la cuenta para derrotar (2-1) a Suecia, triunfo que le sirve en su intento de llegar a octavos de final y alejarse de la tragedia que vivieron los últimos campeones mundiales, que se despidieron en la primera fase.

24/6/2018


La selección alemana demostró que jamás se le puede dar por muerta, así el viento corra en contra. Eso lo expuso en el cotejo ante Suecia, en el que a pesar de que todo era adverso para sus intereses se impuso 2-1 en los descuentos, resultado que la pone en carrera por un cupo a los octavos de final.

El incansable volante del Real Madrid Toni Kroos fue el salvador de los teutones. Su magistral tiro libre, a los 90+3 minutos, le dio la victoria a su escuadra.

“Dimos todo y al final fuimos recompensados. Es cierto, fuimos superados en número, intentamos seguir y dijimos que teníamos que seguir por el buen camino hasta el último segundo, ¡a veces vale la pena!”, exclamó el delantero Thomas Müller.

Por su parte, el volante Marco Reus, casi sin palabras a la hora de describir el gol victorioso, señaló: “El tiro de Toni, ¿qué podemos decir? En este mundo vimos muchos goles en los últimos segundos. Hoy la suerte estuvo de nuestro lado”, reconoció Reus. “Suecia hizo un buen trabajo, fue compacto y apretado; Toni cometió un error [en el primer gol de Suecia], pero se recompuso y le salió todo bien”.

Suecia fue el que “golpeó” primero, en el segundo partido de la serie, por intermedio de Ola Toivonen a los 32 minutos y Reus a los 48 empató para la Mannschaft, que jugó los últimos minutos con diez tras la expulsión de Jerome Boateng en el minuto 82.

“Fue un thriller lleno de emoción, una montaña rusa hasta el pitazo final”, reconoció Löw en la sala de prensa del estadio Olímpico.

“Las emociones se acumularon y tuvimos enormes ocasiones. Los dos últimos minutos estuvieron llenos de dramatismo, pero ese tipo de cosas pasan en el fútbol; las eliminatorias directas se deciden así normalmente”, reconoció el entrenador de Alemania.

Tras haberle roto el corazón a Argentina (en la final) y destrozado el orgullo a Brasil (semifinal) en el Mundial 2014, a la Mannschaft le esperaba su propio infierno en el tórrido verano ruso.

El descaro de México había desarmado a este poderoso equipo que llegaba a Rusia para igualar los cinco trofeos de Brasil, pero que rondó una debacle histórica. Desde el lejano 1938, Alemania siempre superó la primera fase de un mundial. En esos años, el mundo, el fútbol y la Copa eran otros.

Molestia sueca

Al final del partido, las celebraciones de los alemanes fueron criticadas por el DT de Suecia, Janne Andersson, quien se mostró molesto porque sus rivales salieron a festejar la victoria “corriendo hacia nuestro sector, haciendo gestos en nuestras narices”.

“Había mucha gente en nuestra banca que estaba realmente irritada; hemos luchado durante 95 minutos [el gol de la victoria alemana llegó en ese momento] y cuando suena el silbatazo final tienes que saludar e irte”, señaló el entrenador sueco.

Dato

19 presencias mundialistas tiene Alemania y obtuvo 4 títulos.