Tipo de cambio:

Compra: 3.314

Venta: 3.318


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 20

de febrero de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

UNA ÓPERA POR EL PLANETA

Voces por la ecología

El Coro Nacional de Niños presenta la ópera infantil La ciudad bajo el mar con mensaje para el cuidado del medioambiente. Desde 1995, el elenco ha formado musicalmente a más de 2,000 niños y adolescentes.

2/2/2019


José VadilloVila

jvadillo@editoraperu.com.pe

Desde las profundidades del océano se escuchan compases, líneas melódicas, arreglos vocales. Se llama La ciudad bajo el mar y es la cuarta ópera infantil que presenta el Coro Nacional de Niños del Perú (CNNP). 

La historia –historia y libretos de Maritza Núñez Bejarano, música del compositor Nilo Velarde, y dirección escénica de Jean Pierre Gamarra– se estrenó originalmente en el 2013. Este elenco nacional del Ministerio de Cultura la retoma luego de seis años motivado por la urgencia de la problemática ambiental.

La flexibilidad de la ópera

“La ópera es un género muy flexible que admite diversas temáticas y hoy es vital la del cuidado del medioambiente, el trabajo del reciclaje y la importancia de no contaminar el mar con residuos plásticos, temas presentes en esta obra”, explica la directora del CNNP, Mónica Canales Márquez.

Recuerda que la ópera y el arte en general son medios efectivos para que los padres involucren a sus hijos en el cuidado del medioambiente. “La ópera siempre será un vehículo interesante y de mayor impacto para que los niños tomen conciencia”, dice la maestra.

Además, el cuidado de nuestro planeta es un tema transversal a las políticas públicas. El Mincul trabaja junto a los ministerios del Ambiente y de Educación para incentivar en las familias la toma de conciencia sobre este tema.

Vocación ecológica

No es la primera vez que el Coro Nacional de Niños aborda el mensaje del cuidado medioambiental en sus espectáculos familiares. En el 2012, estrenó la ópera infantil El diluvio de Noé.

En aquella ocasión se sirvieron de la plasticidad que tiene el género operístico, que acepta variar algunos temas de la historia original planteada por sus autores, y hablaron sobre la toma de conciencia ecologista.

Así, aquel diluvio de las escrituras bíblicas tuvo mayor significación para los más pequeños de la audiencia cuando se le relacionó con el significativo aumento de los caudales de los ríos del país, tema siempre vigente. Así, el cómo enfrentarse al gran diluvio terminó siendo una preocupación cercana en tiempos del cambio climático.

Con esta ópera, el Coro Nacional de Niños fue en busca de nuevos públicos. El diluvio... se estrenó en el Gran Teatro Nacional (GTN) y de ahí se presentó en el distrito chalaco de Ventanilla y en la huaca Mateo Salado de Pueblo Libre.

Ahora, con el auspicio de la Unión Europea, llega la segunda temporada. Hay un gran compromiso, adelanta la maestra Canales, para llevar la ópera familiar a nuevos lugares, aprovechando que la puesta escénica de Jean Pierre Gamarra es “muy flexible” y “permitirá que la puesta escénica se pueda llevar a otros teatros y espacios públicos de Lima y provincias, tal como sucedió con El diluvio de Noé”.

Espectáculos recientes

En setiembre del 2018, el CNNP estrenó la ópera infantil Pulgarcito, la verdadera historia en el GTN. También participó del videoclip Mañana, que el cantautor colombiano Carlos Vives grabó para promocionar nuestra capital.

Desde 1995, ha ofrecido espectáculos en varias ciudades del país y presentaciones en Europa.

En su repertorio, además de temas de compositores clásicos, ha mirado el repertorio popular y étnico, en espectáculos con otros elencos del Ministerio de Cultura. Ha trabajado piezas en idiomas asháninka y shipibo. También ha presentado los conciertos Cantos del Ande, donde ha invitado a artistas populares como Pelo D’Ambrosio y Gustavo Ratto. En junio, llevará a cabo la quinta edición de este ciclo en el GTN. Los invitados serán el dúo Gaitán Castro y la soprano Hatun Killa.

24 años de historia

El CNNP empezó a funcionar en 1995. El primer elenco tuvo 70 integrantes. Por su naturaleza vocal, sus integrantes tienen entre 6 y 15 años. Canales calcula que más de 2,000 niños y adolescentes han sido formados en este elenco nacional.

El coro abarca toda la etapa escolar de sus integrantes, aunque los varones necesitan una pausa cuando se presenta el cambio de voz.

“El cambio de voz produce una serie de cambios para los cuales es importante hacer descansar al niño, a fin de ver hacia dónde se encamina, si será un tenor, un barítono o un bajo. Eso, justamente, se descubre en el camino”, manifiesta la especialista en coros.

¿Es solo una pasión que termina en la adolescencia? No. La maestra grafica lo que ha sucedido con los miembros fundadores del coro, los de 1995: la gran mayoría continúa relacionado con el universo musical.

“Si bien muchos no se dedican a tiempo completo a la música, integran algún coro o algún elenco musical; se dedican a cualquier ámbito de la música, tanto popular como clásica”.

Así, entre los exintegrantes del CNNP se encuentran directores de coros, de orquesta, cantantes dentro y fuera del país (por ejemplo, la soprano Ximena Agurto o el director de música barroca Luis Chumpitazi).

Otro mérito es que a las escasas vacantes de la escuela de canto de la Universidad Nacional de Música siempre ingresan exintegrantes del coro infantil.

Convocatoria 2019

El lunes 4, el Ministerio de Cultura lanzará, mediante sus redes sociales oficiales, la convocatoria 2019 para integrar el Coro Nacional de Niños.

“Son llamados a formar parte del coro niños de entre 6 y 9 años porque hablamos de un proceso formativo largo, que requiere de mucha exigencia, es una carrera muy difícil”, apunta la directora.

Por lo general, se presentan a cada convocatoria entre 200 y 300 niños para un promedio de diez vacantes, por lo que el proceso de selección es muy riguroso.

En su mayoría, se trata de niños que viven en Lima y el Callao, pero en la historia reciente del CNNP se ha tenido casos de menores de edad que llegan desde provincias.

Porque para algunos niños y adolescentes, ser parte del Coro Nacional de Niños del Perú es un tema vital.

Por ejemplo, una familia dejó una vida hecha en Huancayo para instalarse en Lima solo por hacer realidad el sueño de su hijo, que tiene grandes actitudes vocales. Está también el caso de otro niño, que venía tres veces por semana desde Huaral para cumplir con los rigurosos ensayos del CNNP.

“Esto indica el amor por esta práctica y lo que significa la música en sus vidas”, afirma la maestra Canales.

Argumento de la ópera

Cada 25 años, los “niños-corales”, habitantes de la ciudad subacuática de “Meriterras”, renacen por 37 horas, antes de volver a un estado de hibernación. Aprovechan esas horas para entregar una gran coreografía submarina y suben a la superficie por seis horas y comprenden a los niños humanos. Pero la contaminación del agua y el aire los altera en su último retorno. A quien no afecta es a “Elis”, quien inicia una arriesgada aventura junto a “Hugo” y “Alejandra” para crear un puente entre los de Meriterras y los niños del mundo. El CNNP es acompañado en la parte musical por la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil Bicentenario, dirigida por el maestro Pablo Sabat.

Datos

120  integrantes tiene el coro nacional de niños del Perú.