Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

AMOR POR EL PERÚ

Yuliana Bolívar persiste en su sueño de llegar a Tokio 2020

La judoca nacional cumple con la cuarentena en el albergue de la Videna

28/4/2020


Cada vez que habla del Perú, Yuliana Bolívar suspira muy profundo. Sus ojos se humedecen y su corazón se acelera más rápido de lo normal porque es el país que aprendió a amar y a defender con todas las fuerzas. Lo demostró al ganar la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019 y espera hacer flamear sus colores en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Bolívar nació en Venezuela, pero la crisis que agobia a esa nación la obligó a marcharse en busca de nuevos horizontes. El Perú le abrió las puertas y le da la oportunidad de encontrar una nueva vida, además de realizar sus sueños deportivos.

“Me conmueve mucho el cariño de la gente. Mi corazón está consolidado, porque ama a dos países. Venezuela me vio nacer, pero al Perú lo amo porque me dio una nueva oportunidad de vida. Yo escapaba de la crisis y el Perú me dio todo. Encontré una familia, algo que en ningún país podría conseguir”, señala.

La deportista nacional protagonizó la escena más emotiva de los Juegos Lima 2019. Fue el 11 de agosto del año pasado cuando en su última pelea ante la estadounidense Nina Cutro-Kelly, Yuliana halló el punto ganador. Al ser designada como dueña de la presea de bronce, lloró de manera desconsolada y con bandera en mano se fue a la tribuna atiborrada de gente para celebrar abrazando a los asistentes y agradecerles a viva voz por cobijarla.

Siempre recuerda esa escena porque lo que vivió en ese momento lo califica como “inexplicable”, no solo por lo que significó la obtención de la medalla, sino porque representó la unión entre Perú y Venezuela. Cree que su triunfo sirvió para romper los paradigmas y dejar en claro que los buenos son más y que la nacionalidad no define a una persona.

“Amo al Perú porque me permitió vivir una gran experiencia. Luego de ganar la medalla, la gente ya me reconoce, me recibe bien. Ahora me siento una peruana más. Aquel día de la medalla la gente conectó conmigo en la última pelea. No era yo, sino el Perú contra Estados Unidos. Esa energía me hizo salir vencedora”, manifestó la medallista.

Va por la gloria

Pero ese no es el único logro que desea alcanzar para el Perú. Su ambición va más allá y anhela traer todas las medallas y títulos posibles. Ella no se detiene y sigue entrenando con mucho sacrificio a pesar del aislamiento social impuesto por el Gobierno para neutralizar la expansión del coronavirus.

Pertenece al grupo de deportistas que realizan la cuarentena en el Albergue de la Villa Deportiva Nacional (Videna). Allí tiene todas las facilidades, incluso para desarrollar sus prácticas, cumpliendo con todas las medidas de distanciamiento social.

“Lo principal es que tengo mucha salud y estoy concentrada en la Videna. Cuento con las comodidades para entrenar, respetando las indicaciones”, acotó.

Yuliana Bolívar sabe que la pandemia del covid-19 también afectó a su deporte porque las competiciones fueron aplazadas. Eso lo toma como una oportunidad de seguir alimentando su sueño de clasificar a los Juegos de Tokio 2020, que se disputarán el próximo año.

“Igual mantengo mis planes, sueños y metas. Sigo pensando en clasificar a Tokio 2020. Prosigo con mi entrenamiento rígido. Nosotros en el judo estamos acostumbrados a caernos y levantarnos con la misma fuerza. Ahora todo está paralizado, pero mantenemos nuestro trabajo a distancia en la plataforma digital Zoom, allí nos juntamos todo el equipo con nuestro entrenador. Seguimos siendo una familia”, expresó la deportista de 29 años.

En cada preparación, Yuliana le pone todo su esfuerzo. Nada la detiene en su intento de convertirse en la primera judoca nacional en clasificar a unos Juegos Olímpicos. Esa es una deuda pendiente que espera cumplir por su inmenso amor al Perú.