Tipo de cambio:

Compra: 3.356

Venta: 3.357


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
LUNES 14

de octubre de 2019

Barro contradición

Figuras de arcilla de sacerdotisa y gobernantes halladas en el sitio arqueológico de Vichama revelan el rol de la mujer en la organización social de la civilización de Caral.

9/6/2015


Ernesto Carlín

ecarlin@editoraperu.com.pe

Ruth Shady indicó que figuras de barro halladas en el sitio arqueológico de Vichama revelan la importancia del rol de la mujer en la civilización Caral.

De acuerdo con la especialista, directora de los trabajos arqueológicos, las piezas recientemente encontradas muestran a una pareja de gobernantes –hombre y mujer– acompañados de una sacerdotisa de mayor tamaño.

En conversación con el Diario Oficial El Peruano, apuntó que esto es una señal de la igualdad de género en la que se desarrollaban las sociedades prehispánicas y que continuó hasta la conquista.

Selva cercana

Estas estatuillas de barro no cocido se encontraron en el edificio conocido como de las Hornacinas, en medio de arena, ceniza y material orgánico.

Shady hace notar que por la posición en que se descubrieron las piezas hace entender que el personaje principal es la sacerdotisa, lo que da luces sobre el rol que cumplía la mujer desde aquella época.

Las tres figuras lucen, además, diversos arreglos que recalcan su posición social.

En este mismo lugar se hallan los altorrelieves antropomorfos y zoomorfos que la arqueóloga explica como alegoría de un fenómeno climático marcado.

Esta revelación la hizo durante la presentación del material desenterrado en este sitio precerámico.

Otro descubrimiento mostrado fueron dos cabezas femeninas modeladas en barro no cocido. Estas se encontraron en un edificio conocido como el Depósito y se encontraban envueltas en un manto de plumas de variados colores.

Pedro Vargas, arqueólogo del lugar, explicó a nuestro diario que detalles como esas plumas son evidencia del contacto fluido que se tenía con la Amazonía.

En ese sentido, Shady recalcó que la civilización Caral tuvo intercambio con zonas lejanas.

En la construcción de esta cultura no solo se ha encontrado spondylus de Ecuador, sino incluso piedras que no existen en el Perú, sino en la Selva de Bolivia, lo que demostraría, según la explicación de la especialista, un manejo transversal del territorio.

3,800 años tienen las figuras de barro.