Tipo de cambio:

Compra: 3.357

Venta: 3.361


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 22

de setiembre de 2019

Se inicia el 2019 con gran impulso

El PBI habría mantenido un buen ritmo de crecimiento en el último mes del 2018, en línea con lo que muestran los indicadores de actividad económica disponibles.

22/1/2019


La semana pasada el Instituto Nacional de Estadística e Informática informó que el producto bruto interno (PBI) de noviembre del año pasado se incrementó 5.27%, con lo cual la actividad económica muestra 112 meses de crecimiento continuo. 


Ese resultado se constituyó en la tasa más alta de expansión desde mayo del 2018 y además la cifra es superior a lo esperado por los agentes económicos y analistas del mercado (5%).

Se sustentó, además, en la evolución favorable de todos los sectores, con excepción de la minería, destacando la manufactura, construcción, pesca, telecomunicaciones, comercio y agropecuario. Es decir, el crecimiento de la actividad económica se basa en la evolución positiva del consumo de los hogares reflejado en las mayores ventas minoristas en 2.82%, los créditos de consumo en 10.19% y la importación de bienes de consumo no duradero en 6.62%. Otro aspecto positivo es que las exportaciones reales de productos no tradicionales se incrementaron en 10.49%, entre las que destacan los productos agropecuarios, pesqueros, químicos, siderometalúrgicos y minero no metálicos.

En el período enero-noviembre del 2018, la producción nacional creció en 3.84% y durante los últimos doce meses, diciembre 2017-noviembre 2018, alcanzó un crecimiento de 3.62%.

Al conocer este resultado, el titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Carlos Oliva, dijo que el PBI habría mantenido un buen ritmo de crecimiento en el último mes del 2018, en línea con lo que muestran los indicadores de actividad económica disponibles. Un ejemplo es la producción de electricidad, actividad que continuó en ascenso en diciembre y creció 6.8%, la tasa más alta desde setiembre del 2016. Esta dinámica favorable de la actividad económica en los últimos meses del año pasado es consistente con una tasa de crecimiento del PBI en torno a 4%, tal como proyectó el MEF, con lo que el 2019 se inicia con un fuerte impulso.

Se puede mencionar otro indicador del buen desempeño en diciembre del 2018, que es el desembarque de anchoveta en la zona centro-norte. De acuerdo con Imarpe, al 31 de diciembre, ya se habría capturado el 92% de la cuota fijada para la segunda temporada de pesca (2.1 millones de toneladas métricas), lo que habría contribuido al repunte de esta actividad y de la manufactura primaria en el último mes del año pasado.

Hay un consenso de que este año se observará un repunte de la inversión privada, principalmente la minera, explicado por la mayor actividad económica. Scotiabank prevé que en el 2019 la inversión en minería se incrementaría por tercer año consecutivo y bordearía los 5,500 millones de dólares, alentado por el inicio de la construcción de los proyectos Quellaveco de Anglo American, Mina Justa de Marcobre y la Ampliación de Toromocho de Chinalco.

Adicionalmente, otro sector que mostrará un avance significativo es el de construcción, incluso mayor al resto de las actividades productivas, alcanzando una variación positiva de 6.7%, lo que revela un avance por tercer año consecutivo, según proyectó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima. El aumento del PBI en noviembre y diciembre del 2018 permite proyectar resultados positivos para el primes trimestre de este año y como destaca el Banco Central de Reserva, en su última encuesta, hay mejores expectativas respecto a la evolución de la economía.