Tipo de cambio:

Compra: 3.342

Venta: 3.345


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 19

de setiembre de 2019

ARTES ESCÉNICAS

Apóstolde los Andes

El grupo Yuyachkani vuelve al Gran Teatro Nacional con su obra Santiago. Obra aborda tema de la época de la violencia terrorista.

25/3/2019


Este miércoles, el Gran Teatro Nacional será anfitrión otra vez de una obra del grupo Yuyachkani. Luego de que este representativo elenco pusiera en escena Los Músicos Ambulantes y Con - cierto Olvido en esta misma sala, vuelve ahora con Santiago. 

Esta pieza aborda el tema de los tiempos de la violencia desatada por los grupos terroristas a través de una historia en un pequeño pueblo en los Andes. Sus tres últimos habitantes deciden sacar en procesión al patrón del lugar, Santiago, luego de haber abandonado este ritual durante más de una década.



Durante la jornada religiosa, vuelven a renacer varias de las tensiones que se experimentaron en los años 80 y 90.

Ordenando el espacio

Amiel Cayo, uno de los dos actores en escena, contó al diario oficial El Peruano que esta obra nació de una idea del director Miguel Rubio. Este había presenciado en Cusco la procesión de Santiago, en la que se ve la imagen de este apóstol aplastar un grupo de moros.

Con esa imagen en mente, los integrantes del grupo Yuyachkani estuvieron trabajando e investigando. Al final, por diversos motivos, solo continuaron con el proyecto tres: el ya mencionado Cayo, Ana Correa y Augusto Casafranca. Era el 2000 y en medio de la movida coyuntura política, se fue perfilando esta pieza teatral.



Recuerda Cayo que trabajaban los textos y luego se los enviaban al escritor Peter Elmore por correo electrónico para que los pula. Recuerda que era una época en la que recién se vivía el auge de Internet, por lo que esta forma de trabajar era para ellos una novedad.

El actor refiere que montar una obra es algo mágico. “El teatro es escritura en el espacio”, aseveró.

En ese sentido, cuenta que sin darse cuenta de lo que iban haciendo, la obra de Santiago fue cuajando. Por ejemplo, hizo notar que en toda la pieza se hace referencia a las trinidades, tanto del mundo andino como del cristianismo.

Otro dato que da el intérprete es que él y sus compañeros fueron acomodándose en el espacio. Su movimiento, sin ser premeditado, era en círculos, lo que habla de los ciclos de vida y muerte.



Apóstol viajero

Esta obra se estrenó en el 2000. Según recordó Cayo, poca gente asistió a la primera temporada. La razón es que lo que sucedía en esos días en la política nacional era tan sorprendente que su público habitual prefería seguir las noticias.

No obstante, la recepción de Santiago empezó a cambiar. La pieza se ha repuesto muchas veces en la Casa Yuyachkani. Asimismo, ha sido presentada en diversos lugares del interior y del extranjero.

La última puesta en escena, por ejemplo, fue en Cádiz, España, hace una década.

Amiel Cayo hizo hincapié en que cada función de una obra es distinta a las otras. Mencionó que a lo largo de estas casi dos décadas del estreno, se han ido sumando detalles e interpretaciones a la obra.

En esa línea, comentó que depende del público para que la energía que entregan los actores en el escenario tenga una retroalimentación.

Dato

10 años han pasado desde la última vez que se puso en escena Santiago