Tipo de cambio:

Compra: 3.379

Venta: 3.381


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 22

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Apoyo a las artes

En estos días se confirmó que el Estado otorgará 23 millones de soles para las industrias culturales y las artes. Es una política de país que se está manteniendo desde hace buen tiempo, y en la que cada vez se incluyen más áreas del quehacer creativo.

21/4/2019


Recordemos que desde que se dieron ayudas al sétimo arte por medio de Conacine –el antecedente de la actual Dirección del Audiovisual, la Fonografía y los Nuevos Medios (Dafo)– se impulsó la incipiente y cada vez más amplia industria fílmica nacional.

Si se revisa la hemeroteca de estrenos de películas nacionales de hace tan solo década y media se verá que por estrategia comercial cada una llegaba a la pantalla grande en meses distintos. Ahora, la cantidad de filmes locales que llegan a la cartelera comercial es tal que ya no es extraño tener cuatro o más compartiendo salas en las mismas semanas.

El Estado, con la experiencia lograda en los concursos para la cadena de producción de películas, ha incursionado desde hace dos años en el otorgamiento de estímulos en otras áreas.

La ministra de Cultura, Ulla Holmquist Pachas, resaltó que es una política de Estado de clara intención inclusiva, pues busca apoyar a creadores de todas las regiones del país.

“Somos un país de creadoras y creadores. Nuestra historia milenaria y nuestra riquísima diversidad cultural en el presente así nos lo evidencia. Nuestra cultura es poderosa y debe ocupar un lugar central en el desarrollo económico”, declaró al anunciar los aportes de este año.

Son en total 36 concursos a los que se pueden postular y que cubren una amplia gama de posibilidades. Se beneficia, por ejemplo, a la industria editorial y a la creación literaria. También se dan estímulos para las artes escénica, la música y otras manifestaciones; incluso hay apoyo al desarrollo de nuevas formas de expresión, como los videojuegos.

Se debe ver que esta inversión repercute positivamente en la ciudadanía. Para empezar, apoyar el arte que hable de los problemas y particularidades de nuestro país sirve para generar una conciencia de identidad.

Un beneficio adicional es que el arte es un gran embajador del país. Hace unos años vino invitado a la Feria Internacional del Libro de Lima el escritor francés Jean Marie Le Clezio. Este nobel galo confesó que le atraía venir al Perú para conocer la tierra de José María Arguedas, autor al que admiraba.

El Perú tiene en Los ríos profundos y en Todas las sangres, más allá de los dramas que narran, una gran difusión. Otros escritores han contado cómo sentían conocer ya Miraflores con lo escrito por Julio Ramón Ribeyro y Mario Vargas Llosa.

El año pasado sorprendió Wiñaypacha, una película hablada en aimara que describe una realidad postergada en la pantalla grande y en el imaginario del resto del Perú.

Es de esperar que estos estímulos que han ayudado a que filmes como este último sigan impulsando otras obras que difundan la cultura de nuestro país.