Tipo de cambio:

Compra: 3.378

Venta: 3.381


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
VIERNES 23

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

MATERNIDAD EN LA ERA DIGITAL

Mamás mileniales

Quisimos conocer lo que hace, piensa y sueña la generación de madres que han encontrado mejores condiciones sociales para desarrollar tanto su vida familiar como profesional.

11/5/2019


Eduardo García Zúñiga

eagarcia@editoraperu.com.pe

Un reporte de Infobae de Argentina las describe como madres que usan apps para registrar el tiempo de sueño de sus bebés, aprenden a hacer papillas con tutoriales de las redes sociales, suben sus fotos a Instagram, consultan al pediatra por Whatsapp, pero sobre todo son mujeres multifuncionales: estudian, trabajan, se ocupan de los hijos, de la casa y de ellas mismas. Sí, hablamos de las llamadas madres mileniales.

Son madres de entre 20 y 40 años, que nacieron a finales del siglo pasado, que se han beneficiado enormemente del desarrollo de la tecnología y la usan tanto en su vida familiar como profesional, pero, lo más importante, han crecido sin ataduras a tradiciones o estereotipos, y mejor conectadas a sus propios deseos y sensibilidades al momento de criar a sus hijos.

Se calcula que en el Perú el 22% de las madres están en esta categoría, aproximadamente un millón y medio de mujeres, el promedio en América Latina.

La directora de Oportunidades Laborales de la Universidad Peruana de Ciencias (UPC), Mónica Villegas, señala como una característica esencial de estas mujeres que asumen activamente su rol maternal, sin renunciar a sus metas laborales o profesionales, y por eso buscan equilibrar esos dos planos de su vida.

Pero también se trata de mujeres más enfocadas en la igualdad de género, un criterio que vuelcan tanto en su relación de pareja como en el ejercicio de su maternidad. Piensan que el rol del padre es tan importante como el de la madre al momento de criar a los hijos, pero además rechazan esos roles predeterminados masculinos y femeninos para sus hijos.



Mónica Villegas. La igualdad de género es una regla de crianza.   

Por el contrario, a los varones los educan también para que aprendan a realizar labores domésticas, y a las mujeres a no tener temor de practicar oficios o actividades hasta ahora reservados a los hombres.

Villegas, administradora de empresas, con una maestría en Recursos Humanos, refiere que esta misma sensibilidad por la igualdad de género se traslada también a la conservación del medioambiente y el respeto a la diversidad.

Madres solteras

No tenemos el porcentaje de madres solteras en el Perú, pero las estadísticas de otros países indican que esta cifra aumenta entre las mamás mileniales, con la característica que ahora ha dejado de ser un estigma, para incluso convertirse en una opción personal de maternidad.

Villegas señala que en la generación de las hijas del milenio la condición de madre soltera está menos victimizada, e incluso se ha convertido para muchas mujeres en una opción de maternidad voluntaria, como un rasgo de autosuficiencia.

“Hasta hace poco hablar de madre soltera era hablar de una mujer abandonada, vulnerable y sola; en suma, una mujer que tendría que generar lástima. Con las mileniales eso no ocurre. No digo que vayan por el mundo trayendo hijos sin padres, pero si no tienen pareja, se adaptan al cambio y viven orgullosas de ello. Esto es bueno porque garantiza que nunca más se castigará la maternidad de una mujer sola”, afirma.

¿Son las mamás mileniales tan sobreprotectoras con los hijos como lo fueron sus predecesoras de la llamada “generación bisagra”, mayores de 50 años?

Nuestra entrevistada responde que, a diferencia de otras realidades, la sobreprotección en el Perú fue una cuestión de sobrevivencia porque hablamos de madres que vivieron en las décadas de 1980 y 1990 en un país convulsionado por los atentados terroristas, con amenazas de coches bomba por todos lados, donde el mayor temor era que el hijo salga lastimado.

Las madres de ahora, en cambio, no tienen ese problema, pero además ya no son solo amas de casa, sino que tienen un trabajo, intereses económicos y por eso pasan menos tiempo con los hijos, lo que puede dar una falsa sensación de distancia.

Sin embargo, hay que decir también que las madres de esta generación tienden a racionalizar sus decisiones con sus hijos, es decir, explican por qué se debe comer el brócoli o la papilla; y no les gustaría ser impositivas o mandonas.

Baby boomers, hippies, bisagras, mileniales o techy (madres menores de 20), no importa la generación a la que pertenecen porque todas, en su momento, buscaron lo mejor para sus hijos.



Sarita Macedo

(37 años, dos hijos). Licenciada en  Administración de empresas

Detrás de las etiquetas, hay personas de carne y hueso. Es el caso de esta madre de familia que tuvo que pasar una serie de penurias desde que vino a Lima procedente de la calurosa Lambayeque, escapando de la pobreza y para forjarse un porvenir.

Luego de trabajar de mil oficios (cabinas de internet, fotocopiadoras, vendiendo libros en Quilca), pudo estudiar recién a los 30 años una carrera universitaria en un programa de formación para adultos de una universidad privada.

“La plata y el tiempo no alcanzaban, tuve que vender como loca un conocido producto dietético para pagar las mensualidades”, señala.

Siete años después, esta mujer no solo tiene un título universitario, sino que es una empresaria que triunfa en el sector salud ofreciendo un servicio único de enfermeras, médicos y terapistas a domicilio para adultos mayores, una población vulnerable en el Perú que se ha duplicado en los últimos años, y que representa el 10.1% de la población total.

Su proyecto Homecare, que se originó en su etapa universitaria, tiene un staff de 100 profesionales de la salud que brindan acompañamiento, consulta médica, terapia física a más de 200 adultos mayores que sufren de cáncer terminal, discapacidad o han sido diagnosticados con una enfermedad crónica y no pueden ir a un hospital.



Macarena Arribas: 

Un hijo y otro en camino

Al hablar de las mamás mileniales, no podemos dejar de mencionar a esta mujer que ha logrado desarrollar la inteligencia emocional de más de mil niños al año. Esto mediante el primer y único programa de coaching académico y emocional dirigido a niños y adolescentes 100% personalizado.

El éxito de MAB–Your learning coach, que cuenta con solo cinco años en el mercado, se centra en mejorar las habilidades académicas de los estudiantes mediante una metodología innovadora que se basa en la personalización y también en desarrollar su inteligencia emocional, que es la capacidad que tienen las personas para reconocer, entender y manejar sus propias emociones, así como las de las personas a su alrededor. Esta habilidad permite corregir las rabietas, impulsividad, desmotivación y la dificultad para relacionarse que tienen los niños y adolescentes durante la etapa escolar.

Para esto, el centro cuenta con terapias para los alumnos, coaching vocacional, talleres para padres, talleres de arte y creatividad, idiomas, matemáticas y ciencias divertidas, además de clases virtuales que se adaptan al horario, curso y tema del alumno.

Así, Macarena, ha logrado abrirse camino en el sector educativo formando a los estudiantes de forma integral, sin dejar de lado su rol de madre.

Datos

66.9% de las mujeres en el Perú son madres, lo que representa una cifra de casi ocho millones de mujeres, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

87.9% (6 millones 509,706) de las madres del país tiene 30 y más años; seguido del 64.9% (796,229) de 25 a 29 años; el 41.1% (524,409) de 20 a 24 años; y el 10.1% (122,144) de 15 a 19 años.

35.3% de la PEA ocupada femenina en condición de madre son convivientes; el 31.9%, casadas; el 27.6% estuvo alguna vez unida; y el 5.2%, soltera, informó el INEI.

27.3% de las madres que trabajan cuenta con educación superior (14.4% educación técnica y 12.9% educación universitaria). Asimismo, el 39% estudió educación secundaria y el 33.7%, educación primaria o sin nivel.