Tipo de cambio:

Compra: 3.379

Venta: 3.381


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 22

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APRUEBAN PROTOCOLO DE ACTUACIÓN CONJUNTA

Garantizan atención idónea para las víctimas de violencia

Priorizan la afectividad de las medidas de protección y acción conjunta entre entidades.

13/5/2019


Para brindar un trato respetuoso, especializado e integral a las víctimas de violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar, el Gobierno publicó el protocolo que precisa la actuación de cada uno de los sectores e instituciones del Estado a fin de atender a las mujeres e integrantes del grupo familiar víctimas de violencia y que sepan que no están solas ni solos.

“Nuestro compromiso es firme contra la violencia hacia las mujeres, y exigimos igual compromiso de las autoridades de justicia. La Policía, el personal médico, los jueces, fiscales, todos estamos en la obligación de dar un trato respetuoso e integral a las víctimas de la violencia. Cerremos filas contra el maltrato”, señaló la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp), Gloria Montenegro.

Así, el Protocolo Base de Actuación Conjunta en el ámbito de la atención integral y protección frente a la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar, aprobado vía D.S. Nº 012-2019-MIMP, precisa los procedimientos de cada entidad estatal involucrada en la atención de esta población.

Establece un procedimiento claro sobre cómo dar cumplimiento a las medidas de protección. Precisa, por ejemplo, que los efectivos de la Policía Nacional deben verificar el domicilio de las víctimas e informar de las medidas de protección dadas; así como coordinar con los juzgados de paz y las autoridades comunales en las zonas más alejadas con débil presencia del sistema de justicia ordinario.

El protocolo también establece que los centros de salud que reciban a las víctimas deben denunciarlo y brindar orientación e información a las personas sobre las medidas de protección que puede recibir para garantizar su integridad.

Se otorga finalmente un trato diferenciado y especializado hacia las víctimas, que prioriza la empatía. Por ejemplo, si la víctima es un menor de edad, se tomará en cuenta su opinión; además de asistirlo en otras necesidades. Si el agresor fuera un familiar, este no deberá permanecer junto con su víctima.

Trato directo

Si la víctima fuera una personas adulta mayor o presenta alguna discapacidad, se enfatiza el trato directo prioritario con la víctima y no solo con sus acompañantes. Además, cualquier víctima que se encuentre en desprotección deberá recibir apoyo para contactarse con sus parientes o familiares, si fueran migrantes se fijará diálogo con las embajadas o consulados. Asimismo, las personas LGTB deberán recibir un trato adecuado, respetándose la identidad y nombre con el que la persona se identifica.