Tipo de cambio:

Compra: 3.379

Venta: 3.381


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 22

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

Una larga historia de triunfos de mujeres

21/5/2019


Sebastián Suito

Presidente del Instituto Peruano del Deporte

Todos los peruanos con alrededor de 40 años o más recordamos con alegría a nuestras ‘chicas de oro’ del vóley en Seúl 88. Es, quizás, lo más relevante que ocurrió en el deporte en esa época difícil del país. Ellas nos devolvieron la esperanza de que podíamos recuperarnos si teníamos voluntad. Han pasado 31 años y debemos ser conscientes de lo siguiente porque es justo decirlo: nuestras grandes victorias deportivas continúan viniendo del lado de las mujeres.

Las generaciones siguientes, que conocieron solo por videos la gesta de nuestras ‘chicas de oro’, tuvieron también a sus propias heroínas: Sofía Mulanovich y Analí Gómez en el surf; luego a Kina Malpartida en el boxeo, e Inés Melchor y Gladys Tejeda en el atletismo, algunos ejemplos de referentes de nuestro tiempo que nos enseñaron su fortaleza y amor por el Perú.

La presencia de figuras femeninas destacadas en el deporte, mujeres que han conseguido logros para el país, no se ha detenido. Ahora están Alexandra Grande en karate, Thalía Mallqui en lucha, Giuliana Poveda en el parabádminton, y Kimberly García en marcha, prácticamente clasificada para Tokio 2020.

Un par de meses atrás nos volvimos a alegrar con una nueva medalla de oro en el vóley. Nuestras chicas, en los Juegos Especiales de Abu Dabhi, voltearon el partido a la selección de Rusia, una revancha que esperó 30 años y que estas deportistas pudieron regalarnos. No podemos mencionar a todas nuestras campeonas, pero desde esta columna quiero rendirle un homenaje a cada una de ellas. El deporte sabe devolvernos la esperanza y no cabe duda de que en los Juegos de Lima 2019 más mujeres serán nuevas fuentes de orgullo.

Ahora, si bien es cierto que las mujeres representan el 40% del Programa de Apoyo del Deportista (PAD), debemos reconocer que aún tenemos retos que asumir en el ámbito dirigencial. De las 54 federaciones, solo seis están presididas por mujeres. Esta desigualdad en el ámbito de federaciones y gestión, es decir en la toma de decisiones, es la que debemos igualar.

El deporte enseña a valorar a los que más se esfuerzan. En ese sentido, no debe discriminar a nadie, sin importar de dónde vengas, el color de piel, el acento o cualquier otra condición, ya sea social, física o intelectual. El deporte debe funcionar por medio de la meritocracia como una vitrina hacia la equidad, tanto en el espacio deportivo como en el ámbito de la gestión y la toma de decisiones.

Finalmente, reconozcamos que los deportistas son nuestros verdaderos héroes y heroínas nacionales, los referentes de jóvenes y adultos que cada día sueñan con sobresalir en sus actividades y profesiones. Si los principales logros a escala nacional e internacional han sido conseguidos por mujeres, es momento que en todos los ámbitos les demos el lugar que merecen. Hagamos, entonces, un esfuerzo mayor por continuar viendo en ellas un verdadero símbolo de dedicación, lucha y orgullo nacional.