Tipo de cambio:

Compra: 3.357

Venta: 3.361


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
SÁBADO 21

de setiembre de 2019

Unidad en tiempos difíciles

La reciente visita del presidente colombiano, Iván Duque, sirvió para avanzar en una alianza estratégica en un mundo amenazado por los conflictos.

5/6/2019


Aprovechando su participación en la Cumbre Presidencial de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), el gobernante de Colombia, Iván Duque, efectuó su primera visita oficial al Perú para consolidar las buenas relaciones.

En ese sentido, suscribió con el presidente Martín Vizcarra una declaración de 24 puntos que enuncia la voluminosa agenda de dos naciones que se mantienen unidas por raíces culturales, intereses económicos, valores, defensa de la democracia y los derechos humanos, y que comparten una frontera de 1,600 kilómetros.

Sin duda, el Perú y Colombia mantienen una gran similitud de metas políticas y económicas. Por ejemplo, los dos gobiernos llevan adelante una lucha frontal contra la corrupción.

Por tal motivo, ambos países planean celebrar un período extraordinario de sesiones, en el primer semestre del 2021, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el fin de debatir y adoptar medidas específicas para prevenir y combatir la corrupción.

Una de las ideas pioneras conjuntas es crear una organización supranacional que persiga la corrupción a escala internacional. Los gobiernos autoritarios esconden mejor sus fechorías. En democracia, los actos de corrupción son visibles debido al papel fiscalizador de la prensa libre y la acción de organismos estatales autónomos como el Parlamento, la Fiscalía y la Contraloría.

La impunidad reina en las dictaduras. Por eso, los tiranos no tienen acusaciones por sus actos delincuenciales. Esta tarea recaería en un tribunal internacional para perseguir la corrupción.

El Perú y Colombia también enfrentan amenazas en el borde de sus límites geográficos. Por eso, entró en vigor un Fondo de Desarrollo de la Zona de Integración Fronteriza para beneficiar a la población que vive cerca de esta región, muchas veces olvidada.

Ambas naciones consideran necesaria la inversión en las apartadas zonas de la Amazonía para mantener la presencia permanente del Estado ante amenazas como el narcotráfico y la minería ilegal. Al ser países con diversos pisos ecológicos y una gran biodiversidad, nos encontramos también entre las naciones más vulnerables al cambio climático en el mundo.

Pese a la presión de los países consumidores de drogas, el Perú y Colombia reafirmaron su compromiso para tratar esta problemática de manera integral y con responsabilidad compartida.

En el panorama internacional, ambas naciones participan en las mismas organizaciones de integración, como la Alianza del Pacífico, la CAN y el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur).

El trabajo bilateral continúa y será visibilizado durante el 5° Gabinete Binacional, que se llevará a cabo el 27 de agosto en el Perú.

En conclusión, la reciente visita del presidente colombiano, Iván Duque, sirvió para avanzar en una alianza estratégica bilateral en un mundo amenazado por los conflictos.