Tipo de cambio:

Compra: 3.365

Venta: 3.370


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 17

de octubre de 2019

ENFOQUES

Empoderamiento desde el hogar

15/6/2019


Melissa Arboccó

Especialista en marketing, autora del libro el Diario de Emilia

De acuerdo con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), a los 10 años las niñas están listas para empezar a desempeñar las funciones que determinarán su futuro. Por eso, para muchos especialistas el empoderamiento femenino debe comenzar precisamente desde la niñez y la adolescencia, con educación de calidad, acceso a la cultura, la ciencia y la salud. 

Fomentar la autoestima y el empoderamiento desde casa, por medio de elementos claves como la comunicación y el liderazgo, contribuirá a la formación de una personalidad independiente y sólida.

Para ello es necesario permitir que los hijos, especialmente las mujeres, experimenten el fracaso o riesgos en diversas actividades. Las jóvenes deben vivir estas experiencias negativas para aprender a ser valientes, poderosas y puedan enfrentarse a los desafíos de la vida por medio de sus errores y aciertos. Deben aprender a ser valientes más que perfectas.

En segundo lugar, para tener más mujeres líderes resulta importante trabajar en la enseñanza de temas menos tangibles, como la seguridad, y procurar empoderar a las adolescentes desde la parte emocional. Ya lo indicó la ONU: “Invertir en su potencial defiende sus derechos ahora y promete un futuro más equitativo y próspero”. Por eso el desarrollo de intangibles en ellas fomentará su liderazgo.

Una buena opción para ampliar las oportunidades de aprendizaje y nutrir el conocimiento de las adolescentes es la lectura. Las historias son una fuente valiosa de empoderamiento, pues con ellas las mujeres tienen la oportunidad de aprender, entender y autodescubrirse, acercándolas a diversas situaciones.

En el Perú, libros como El diario de Emilia buscan ser un espacio de aprendizaje y empoderamiento femenino durante la etapa de transición entre la adolescencia y la adultez.

Es fundamental que los padres de familia enseñen a sus hijos a ser independientes, pues la mayoría tiende a ser sobreprotectores, especialmente con las mujeres. A pesar de ser una decisión difícil, es necesario apartarse y enseñarles a lograr sus metas por sí solas.

Un punto clave es enseñarles a desestimar las críticas o burlas, y reforzar su autoestima desde casa para que crean en sí mismas e interioricen su valor.

Por último, señalaremos la importancia de empezar a forjar desde muy temprana edad de las niñas, el carácter y la seguridad, para lo cual se deben facilitar espacios en los que las adolescentes aprendan a lograrlo. De esta manera lograremos un real empoderamiento de las mujeres en nuestro país.