Tipo de cambio:

Compra: 3.342

Venta: 3.345


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 19

de setiembre de 2019

HAY CAPACIDAD PARA ESTIMULAR LA ECONOMÍA, ASEGURA MOODY’S

Perú tiene espacio fiscal para impulsar la inversión pública

Informe. El déficit fiscal en febrero del 2018 alcanzó un pico de 3.2% del PBI y de ahí el Gobierno decidió acelerar su trayectoria, y en mayo del 2019 llegó a 1.5%. Para la calificadora, esto nos genera un respiro para impulsar la actividad productiva con recursos propios.

20/6/2019


Raúl Gastulo Palacios

cgastulo@editoraperu.com.pe

El Perú cuenta con espacio fiscal para implementar medidas contracíclicas que permitan impulsar la economía en el corto plazo, destacó el vicepresidente del Grupo Moody’s Investors Service, Jaime Reusche.

En ese sentido, afirmó que es factible utilizar parte del espacio fiscal ganado hasta la fecha. “Aunque no se debe abusar del gasto fiscal”.

En abril, el déficit fiscal llegó a 1.7% del producto bruto interno (PBI), mientras que en mayo se situó en 1.5% del PBI.

“Cómodamente, se puede ampliar hasta el 2% este año y luego continuar la reducción, pero se tiene que hacer todo lo posible para llegar al 1% del PBI en el 2021”, afirmó.

Sin embargo, enfatizó que es necesario que el gasto sea ejecutado responsablemente para no desvirtuar lo logrado.

Evolución

“En los últimos meses hubo una recuperación de los ingresos fiscales que ha reducido la brecha del déficit, pero todavía queda trabajo por hacer para cumplir las metas”, subrayó Reusche.

“Abandonar la trayectoria de reducción del déficit al 1% del PBI planteada para el 2021 sería un grave error que destruiría la tan importante credibilidad fiscal que tiene el Perú y que ancla la visión favorable de los inversionistas extranjeros”, enfatizó.

En esa línea, anotó que el gasto público es poco eficiente y gastar sin tener claros los objetivos de lo que se compra con esos recursos puede ser peligroso e irresponsable.

“Generar un gasto de inversión de calidad requiere de mucha coordinación y capacidad de ejecución; la lección más clara son los logros de las obras de los Juegos Panamericanos”, apuntó.

Guerra comercial

Por otro lado, el analista sénior sostuvo que la guerra comercial entre Estados Unidos y China todavía tiene impactos marginales en el Perú, pero que una agudización podría afectar de manera mayor el dinamismo de su economía.

“Sin duda, la guerra comercial pone presión a la baja a los precios de las materias primas, lo que afecta a las exportaciones y la inversión en sectores productivos del sector, pero las cotizaciones no están lo suficientemente golpeadas como para disuadir inversión en esos sectores”, subrayó.

Señaló que la inversión minera sigue estable y el costo en efectivo (cash cost) de explotar minerales en el Perú es uno de los más bajos en el mundo, por lo que este sector es competitivo aun si bajan los precios de los metales.

Reformas del Gobierno son transcendentales

Reusche afirmó que las reformas planteadas por el Gobierno son trascendentes para empezar a cambiar el marco institucional que ha cedido demasiado terreno ante la corrupción.

“Es solo el comienzo de una lucha que tiene que ser continua. Adoptarlas es el primer paso, implementarlas es otro reto, y seguir reforzándolas con medidas complementarias será necesario”, manifestó anteriormente.

Señaló que el gran problema de tener un sistema que se resiste a las reformas políticas y a mejorar la transparencia es que se pierde mucho tiempo en pugnas y en buscar consensos, mientras se distrae la atención de medidas urgentes en materia económica.