Tipo de cambio:

Compra: 3.283

Venta: 3.287


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 23

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

BEATRIZ ORCOTOMA, FIGURA DEL RUGBY FEMENINO

Ruda por excelencia

Es parte de la selección que buscará la gloria en los Juegos Lima 2019.

29/6/2019


Beatriz Orcotoma empuja, se esfuerza, grita y persevera. Nunca está quieta, y es que sabe que cada segundo es valioso si desea llegar en buena forma a los Juegos Panamericanos Lima 2019, donde la selección peruana de rugby femenina buscará dar la sorpresa ascendiendo al medallero.

En su papel de tercera capitana del conjunto nacional, las ‘Tumis’, Beatriz trata de ser el ejemplo de lucha y, claro, lo es porque su tiempo se divide en dos: ser madre de un pequeño de 2 años y jugadora dedicada.

Todo está permitido para soñar con la medalla panamericana, galardón que tendrán como poderosos aspirantes a las selecciones de Canadá, Estados Unidos y Brasil. Precisamente, el conjunto brasileño es campeón sudamericano desde hace 12 años.

“Apuntamos al podio. A ganar una medalla en Lima 2019. La verdad es que sabemos que vienen equipos muy fuertes que están en el circuito mundial, como Estados Unidos y Canadá, también Brasil, pero no creemos que sea imposible”, asegura.

La confianza de Orcotoma recae en la unión del grupo porque con tantas horas de entrenamiento en el Complejo Deportivo Villa María del Triunfo estrecharon lazos irrompibles.

“Con tanta convivencia se van creando vínculos muy fuertes con la compañera que está a tu lado, prácticamente la defiendes en cada partido. Defiendes a tu familia dentro y fuera del campo, en todo momento”, señala la deportista de 32 años, quien en cuatro años hizo del rugby una forma de vida y su mejor motivación.

El inicio

En mayo del 2015, tuvo contacto con el rugby, por primera vez, gracias a la invitación de un amigo. Le bastaron pocas horas para observar los entrenamientos en Villa María del Triunfo y encantarse con la disciplina. La rudeza con la que disputa el balón ovalado jamás la amilanó. Todo lo contrario, la motivó porque luego de un mes ya estaba en la preselección nacional.

“En el rugby puedes usar las manos, los pies, trabajar la fuerza y la agilidad. Es una disciplina inclusiva, en la que puedes encontrar una posición adecuada para ti y resaltar las habilidades que ya tienes”, precisa.

La sonrisa a flor de piel con la que asiste de manera diaria a las prácticas tiene un motivo especial: Esteban, su hijo de 2 años y 10 meses. Es el ser que la ayuda a tener más disciplina y organización. También es el que la impulsa a seguir bregando por alcanzar la gloria en su deporte.



“Nunca puedo dejar de soñar ni de ponerme metas. La mía fue volver a selección después dar a luz y lo logré. Ahora lucharé por ganar medallas o clasificar a unos juegos olímpicos. Lo que más le enseño a mi hijo es que nunca renuncie a lo que quiere”.

A menos de un mes para el inicio de los Juegos de Lima 2019, Beatriz y sus compañeras se alimentan de fe para comenzar a escribir una linda historia.

“Este es un grupo humilde porque sabe dónde empezó. No nos regalaron nada. Hemos escalado desde el fondo de la tabla en el nivel sudamericano y ahora luchamos por cosas más importantes”, finaliza.

Dato

Orcotoma es parte de la campaña del IPD ‘Detrás de la Medalla’, que busca poner en valor a los deportistas.