Tipo de cambio:

Compra: 3.283

Venta: 3.287


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 23

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

La economía verde se abre paso en el Perú

Más de 120 pymes verdes reunidas en el directorio de economiaverde.pe son un claro ejemplo de cómo va posicionándose un nuevo modelo de empresas responsables con el ambiente y las personas en nuestro país. Desde empresas que ofrecen alternativas al plástico o que transportan correspondencia sin generar emisiones hasta accesorios y prendas de vestir sostenibles, su objetivo no es solo el crecimiento económico. Las empresas verdes buscan generar un triple impacto positivo: económico, social y ambiental.

5/7/2019


Luis Miguel Prado

Director de Economía Verde

Esta nueva visión de economía empezó a materializarse en el 2012 a raíz del evento de las Naciones Unidas Río+20. Desde entonces se han venido generando diversos esfuerzos para impulsar y acelerar la evolución hacia este modelo más relevante, inclusivo y responsable con el ambiente. Según Green Transition Report 2018, las inversiones en sectores verdes de la economía a escala mundial ya representan 9,400 millones de dólares, con un crecimiento de más de 13% anual desde el 2005 (Henderson, Long y Nash 2018). Estas cifras nos hablan claramente de su relevancia internacional.

En un contexto en el que se habla de cambio climático, contaminación por plástico, deforestación y pobreza, en el Perú estos emprendimientos y pymes verdes cobran alta relevancia. Estas empresas se multiplican y crecen a lo largo y ancho del país, y ya operan en los rubros de moda y accesorios, consumo responsable, alimentación y nutrición, artesanía y decoración, reciclaje, agricultura, energía, conservación e incluso tecnología y finanzas.

Y es que nuestras oportunidades para aprovechar las virtudes de esta nueva economía son inmensas. Vivimos en un país megadiverso, con un gran capital ambiental y humano. Si manejamos nuestra creatividad y empuje de forma inteligente, y en armonía con los vastos y variados recursos naturales que poseemos, tendremos la capacidad de posicionarnos con valor agregado frente a un consumidor cada día más responsable.

Este nuevo consumidor ya contempla el impacto social y ambiental del producto –y de la empresa que lo genera– en su decisión de compra. Sobre esto, Nielsen, en su publicación Global Corporate Sustainability Report (2015), revela que el 66% de los consumidores a escala global están dispuestos a invertir más en productos que provienen de marcas social y ambientalmente responsables. La cifra se incrementa a 73% si se enfoca en los consumidores mileniales.

Aunque estos números se perciban un poco lejanos de nuestra realidad, sabemos que en el Perú cada día somos más los consumidores que tomamos conciencia del poder de nuestras decisiones de compra. Nuestra misión como consumidores responsables es incentivar a las empresas a seguir apostando por la economía verde mediante la demanda y lograr, en un corto tiempo, que las empresas verdes, que generan beneficios de interés colectivo, no sean una excepción, sino una norma en el mercado peruano.