Tipo de cambio:

Compra: 3.283

Venta: 3.287


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 23

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

PERÚ Y BRASIL DESDE LAS 15:00 HORAS

La copa en disputa

La Blanquirroja, con su capitán y goleador, Paolo Guerrero, se enfrenta a la Canarinha de Gabriel Jesús en la gran final por la Copa América, en el Maracaná de Río de Janeiro.

7/7/2019


La consagración en la Copa América, esquiva para Brasil hace 12 años y tan distante para Perú pues ni el más veterano de sus jugadores actuales había nacido en 1975, tiene hoy una cita con ambos países en un estadio especializado en gestas, coronaciones y desengaños: el Maracaná de Río de Janeiro.

Si se revisara el más reciente antecedente común, habría que concluir que los dioses de fútbol están locos o, como mínimo, tienen sus caprichos.

Esto porque el 22 de junio Brasil vapuleó a Perú por 5-0 en el cierre del Grupo A y la permanencia de la Blanquirroja solo fue posible por una combinación de resultados ajenos que la dejaron instalada en los cuartos de final con angustia y por la vía alterna que premia a los dos terceros con mejores notas.

Con tales antecedentes resultaba improbable imaginar un nuevo encuentro entre ambas selecciones, ya con el objetivo de dirimir la conquista del título, que para los peruanos sería el tercero y para los brasileños el noveno.

Pero la percepción de que hay un abismo futbolístico entre la Canarinha, invicta e imbatible hasta hoy, y la Bicolor, guerrera e impredecible durante toda la campaña, quedó desmontada en sus siguientes encuentros.

La solidez defensiva volvió a verse en el partido de cuartos de final contra Uruguay. Incluso el VAR hizo su aporte a la feliz noche de los peruanos al anular tres festejos a los celestes. Y en los penaltis comenzó a crecer la figura de Gallese.

El poder ofensivo de los pupilos de Ricardo Gareca fue exhibido en el llamado Clásico del Pacífico, que ganaron el miércoles por 3-0 a Chile, el campeón de las últimas dos ediciones del torneo.

El goleador

Estas demostraciones sirvieron para dar un sonoro golpe en la mesa a Paolo Guerrero, que con 13 goles es el máximo anotador en activo en la historia de la competición y quien hoy juega su centésimo partido con la selección.

Guerrero, de 35 años, exigió respeto y criticó a quienes públicamente habían restado méritos al equipo.

“Una vez que se llega a una final, lo único que queda es ganarla”, avisó el entrenador argentino Ricardo Gareca el miércoles pasado en medio de la euforia de la clasificación a la final.

La ambición peruana, que hoy estará reforzada con la presencia en las tribunas de unos 5,000 hinchas, y la graduación de Gareca como seleccionador importante, tendrán que superar el rocoso muro que comienza a tomar forma en la renovada selección Canarinha con Tite al mando.

Coleccionista de títulos internacionales entre el 2008 y 2013 con los clubes brasileños Internacional y Corinthians, A Tite le queda la asignatura pendiente con la selección verdeamarela.

El examen en el Mundial de Rusia lo perdió y la Copa América aparece como su primer desafío para la apuesta por una renovación, incluso sin la sombra, muy mediática y hasta polémica, de Neymar.

Filipe Luís, ya recuperado de unos fuertes dolores en la parte posterior del muslo derecho, está a disposición de Tite, pero en su contra pesa el buen desempeño de su reemplazo, Alex Sandro, desde el segundo tiempo del partido de cuartos de final contra Paraguay.

Flores y Carrillo

A pesar de los dolores de Edison Flores que causaron alarma en el partido contra Chile, la fuerza máxima acompaña a Gareca, el hombre que con un agónico gol clasificó a Argentina al Mundial de México 86 y de paso, con el 2-2 final en el estadio Monumental, inauguró el largo período oscuro de Perú, que solo acabó con su llegada al banquillo.

‘Orejas’ Flores fue sometido el viernes a una resonancia magnética en el tobillo derecho y cumplió un entrenamiento diferenciado, pero su presencia no parece estar en duda.

También pasó por pruebas de resistencia André Carrillo y su desempeño resultó tranquilizador, pues trabajó con normalidad con el resto de sus compañeros, lo que lo deja a disposición del entrenador. Efe