Tipo de cambio:

Compra: 3.283

Venta: 3.287


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 23

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

REALIZACIONES

Los eclipses en el universo cinematográfico

Un eclipse solar es un fenómeno que pocas veces se tiene la oportunidad de ver. Acontece cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol, oscureciendo total o parcialmente la imagen de este para un espectador en la Tierra. Son fenómenos raros y, según los expertos, en un año hay dos estaciones de eclipses, cuando el Sol pasa cerca de los nodos (ascendente y descendente) de la Luna. No todos son apreciables desde la Tierra, y son más visibles cuando hay el llamado Período Saros, que es cuando nuestro planeta y su satélite se encuentran en la misma órbita, y esto ocurre, en promedio, cada 18 años.

7/7/2019


Javier Alejandro Ramos

Periodista

Se han documentado eclipses en libros antiguos como la Biblia. Hay textos que hablan de uno muy célebre en Babilonia en el año 332 antes de Cristo. El más antiguo del que se tiene noticia se produjo en China en octubre del 2137 a. C., aunque hay historiadores que afirman que antes, en el 3340 a. C. hubo uno en lo que hoy es Irlanda.

Aristarco de Samos, Hiparco, Johannes Kepler y Edmund Halley son los nombres de algunos de los científicos más reconocidos que a lo largo de la historia han estudiado estos fenómenos astronómicos.El cine también ha estudiado el tema, a su manera. Muchas películas se han nutrido de ese miedo atávico de la antigüedad, cuando nuestros antepasados relacionaban los eclipses con presagios funestos, catástrofes inminentes, la llegada de seres de otros mundos o hasta con la ira de alguna divinidad.

Fue Georges Méliès, el pionero del sétimo arte, quien tocó el tema por primera vez en el ecran, en 1907, con The Eclipse: The Courtship of Sun and Moon.

Eclipses memorables pueden apreciarse en 2001: odisea del espacio, de Stanley Kubrick; en el clásico animado de Disney, Fantasía; en Apocalypto, de Mel Gibson, ambientada en el apogeo de la cultura Maya; en la cinta de ficción Hellboy, con Ron Perlman; en Rogue One: una historia de Star Wars, basada en la célebre tercera trilogía de George Lucas, y en las inolvidables cintas de Semana Santa, Barrabás, con Anthony Quinn; El manto sagrado, con Richard Burton, y Los diez mandamientos, con Charlton Heston.

También en la saga juvenil Crepúsculo, en la que un vampiro y un hombre lobo compiten por el amor de una bella mortal, hay varios eclipses e incluso uno de los filmes lleva ese título; en la cinta argentina Penumbra; en Pitch Black, con Vin Diesel; en La séptima profecía, y en la teleserie Héroes.

Finalmente, por supuesto en El hechizo del halcón, de Richard Donner, filme en el que una maldición contra dos enamorados medievales condenados a ser él un lobo nocturno y ella un ave de presa durante el día se rompe precisamente cuando se produce un eclipse.