Tipo de cambio:

Compra: 3.343

Venta: 3.347


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
SÁBADO 19

de octubre de 2019

Agricultura familiar y desarrollo

El Gobierno tiene presente a la agricultura familiar por constituir una actividad fundamental para la seguridad alimentaria, así como para una alimentación saludable.

9/7/2019


En mayo del presente año, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) lanzaron en Roma el Decenio de las Naciones Unidas para la Agricultura Familiar y un Plan de Acción Mundial para impulsar al sector, en particular en los países en desarrollo.

En esa oportunidad, el representante regional de la FAO, Julio Berdegué, aseguró que la agricultura familiar es un aliado fundamental para impulsar el desarrollo sostenible, eliminar el hambre, la obesidad y todas las formas de malnutrición.

América Latina y el Caribe fueron una de las regiones pioneras en reconocer este potencial y muchos países supieron poner la agricultura familiar al centro de sus políticas de seguridad alimentaria y desarrollo rural. Sin embargo, Berdegué opinó que necesitamos avanzar más y prevé que esta década nos dé el impulso necesario para tal fin.

La población rural pobre está formada en su mayoría por agricultores familiares, que dependen de la agricultura y los recursos naturales para su subsistencia. Los agricultores familiares están integrados en redes territoriales y culturas locales y gastan sus ingresos en mercados locales y regionales, generando oportunidades de empleo en las zonas agrícolas y rurales.

Por estos motivos, son fundamentales para impulsar las economías locales y acelerar el progreso hacia un mundo sin pobreza ni hambre. La FAO ayuda a los agricultores familiares a aumentar sus rendimientos e ingresos, así como a adoptar prácticas agrícolas sostenibles y hacerse más resistentes al cambio climático.

El Perú es consciente con estos objetivos. La ministra de Agricultura y Riego, Fabiola Muñoz, declaró en junio pasado que el Gobierno tiene presente a la agricultura familiar por constituir una actividad fundamental para la seguridad alimentaria, así como para una alimentación saludable.

Uno de los objetivos es implementar políticas públicas, destinadas a promover el desarrollo del campo y atender de modo prioritario a la pequeña agricultura familiar. La ministra enfatizó que es necesario impulsar la agricultura del país donde todos estamos profundamente comprometidos con su desarrollo.

El presidente de la Asociación de Exportadores (Adex), Alfonso Velásquez Tuesta, opinó que hay diversos mercados por conquistar y muchas familias que incluir en las cadenas de valor y así repartir más equitativamente la mejora económica que genera la exportación. El objetivo es trabajar por eliminar la pobreza y el hambre.

En tal sentido, este gremio trabaja con los gobiernos regionales para potenciar el desarrollo y la comercialización de productos con valor agregado que favorezcan la ampliación de la oferta exportable peruana y que lleguen a mercados internacionales, pero además que beneficien a todos los actores del proceso productivo.

Entre los productos con potencial para convertirse en las futuras estrellas de las exportaciones, Velásquez mencionó los berries (frambuesa, mora y cereza), trucha y duraznos que son ideales porque tienen un carácter inclusivo con la agricultura familiar.

Por lo tanto, la ministra Muñoz enfatizó que la pequeña agricultura familiar, que representa el 97% de los productores del país, debe ser impulsada mediante la asociatividad.