Tipo de cambio:

Compra: 3.283

Venta: 3.287


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 23

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

Control de insumos: herramienta indispensable

En la lucha contra el narcotráfico es fundamental controlar con la mayor fuerza el mal uso de los insumos químicos susceptibles de ser utilizados en la elaboración de drogas ilícitas. En el Perú, los insumos más utilizados por el narcotráfico son los ácidos, como el sulfúrico y el muriático; lejía (que ahora en muchos casos son reemplazados por sal yodada); además de querosene y cal (que son reemplazados por cemento y gasolina). También se emplean el carbonato y la acetona.

10/7/2019


Alejandro Vassilaqui

Director ejecutivo-CEDRO

En general, existen muchas variantes en cuanto a las sustancias utilizadas, siendo el proceso de sustitución de unas por otras bastante rápido. Lo particular y complejo del problema de los insumos es que estos tienen otros usos en el hogar o en la industria, además del uso ilegal por parte del narcotráfico; es, pues, necesario establecer o reforzar los mecanismos de control que permitan abastecer con este producto el mercado legal y que impidan su desvío para fines ilícitos.

En el marco de la lucha contra el narcotráfico, se dictó el Decreto Legislativo Nº 1126, con la finalidad de establecer medidas para el registro, control y fiscalización de productos fiscalizados que puedan ser utilizados en la elaboración de drogas (insumos químicos, maquinarias y equipos), cuya aplicación está en manos de la Sunat, en coordinación con la Dirección Nacional Antidrogas (Dinandro).

Existe un Registro de Inscripción de Usuarios de Insumos Químicos y Productos Fiscalizados (IQPF), así como medidas de interdicción terrestre del transporte de insumos químicos, para evitar que se distribuyan en zonas donde se sabe que existe producción de drogas.

Sin embargo, como se mencionó, el proceso de cambio de insumos es muy rápido, utilizándose cada vez más productos de uso generalizado, como la sal, gasolina y cemento, que son de muy difícil fiscalización. En realidad, queda únicamente la cantidad comercializada de estos insumos como elemento de presunción de su desvío hacia el narcotráfico.

Por lo anterior, las acciones de interdicción deben considerar estas zonas como prioritarias en vigilancia y estar muy alerta en sus controles.

La sociedad civil siempre debe estar vigilante para obstaculizar los caminos que favorecen la cadena de las drogas. Solo con una toma de conciencia sobre el derecho a intervenir y a denunciar, cuando sea necesario, esta lucha será realmente de todos y de todas a favor de nosotros mismos y de las generaciones futuras.