Tipo de cambio:

Compra: 3.353

Venta: 3.354


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
SÁBADO 21

de setiembre de 2019

Danza triunfal

El karate nacional brilló y de la misma forma lo hicieron el judo y el frontenis, que también acumularon preseas de plata y bronce, respectivamente. Perú posee 31 medallas y supera su propia marca.

10/8/2019


Tuvieron que pasar cinco días para que el Perú saboree nuevamente las mieles que trae consigo una medalla de oro, la octava hasta el momento en los Juegos Lima 2019. El karate se engrandeció en el polideportivo de Villa El Salvador, donde el equipo de kata conformado por John Trebejo, Oliver del Castillo y Carlos Lam tocó la gloria.

El conjunto nacional mostró coordinación en sus movimientos de ataque y defensa durante los cinco minutos que desarrolló su danza sobre el tatami desplegado en el centro del coliseo. Estos movimientos uniformes fueron aplaudidos por todo el público asistente, que se emocionó por los gritos de guerra de cada uno de los participantes.

Los jueces impusieron una calificación de 24.20 puntos a los exponentes nacionales, calificación que les permitió superar al trío mexicano, integrado por Waldo Ramírez, Diego Rosales y Jesús Rodríguez (24.20 puntos).



Esta no fue la única alegría que experimentó el karate a un día de la clausura de los Juegos Panamericanos.

Las damas también expusieron su valía. Ingrid Aranda, en la competencia de kata individual, se impuso con 24.86 puntos sobre de la brasileña Nicole Mota, con 24.68. La deportista local llegó a esta instancia luego de caer en la final frente a la dominicana María Dimitrova, pero no se amilanó porque en su última actuación salió decidida a darlo todo.

“Ni siquiera me di cuenta de que gané, solamente escuché que gritaron y se me vino todo encima. He pasado demasiadas cosas, pero siento que valió la pena. El esfuerzo de entrenar tres veces al día ha dado frutos. Este triunfo va dedicado a mi familia, en especial a mi papá, que está en el cielo”, declaró Aranda.

El equipo femenino, integrado por Sol Romaní, Saida Salcedo y Andrea Almarza, se unió a la suma de discos y lo hizo con la de bronce, que fue ganada luego de que el conjunto de Costa Rica demoró en salir para su presentación, por lo que se decretó un walk over.

Las nacionales salieron al tatami para ser reconocidas por los jueces, que dictaminaron su triunfo ante los asistentes al escenario deportivo.

Por último, Mariano Wong subió al tercer puesto, también en kata individual varones. Derrotó al mexicano Waldo Ramírez con un puntaje de 24.92 sobre 24.10.

Wong desarrolló una mejor presentación basado en su destreza, fuerza y rapidez, virtudes con las que redondeó su actuación.

Más resultados

El judo volvió por sus fueros con el segundo lugar de Alonso Wong, en la división 73 kilogramos, quien se quedó con la medalla de plata después de perder en la final ante el cubano Magdiel Estrada, quien se impuso por 1 ippon y 1 falta (shido) en el “tiempo de oro”. El judoca incaico contabilizó 2 faltas (shidos). El combate se desarrolló en el Polideportivo 1 de la Videna. Estrada reeditó la corona que alcanzó en la edición pasada, en Toronto 2015, mientras que para el judoca peruano fue su primera presea en su segunda participación en Juegos Panamericanos.



“Se necesitan más viajes y competencias internacionales. Eso nos ayudó mucho el último mes. Esa vez quedé sétimo en Hungría. Es indispensable tener más roce en el extranjero con los mejores del mundo y que cada judoca aporte su granito de arena”, dijo el peruano, que comenzó en este deporte a los 5 años.

La celebración de karate y judo se alargó hasta la disciplina del frontenis. Allí la dupla Nathaly Paredes y Mía Rodríguez se llevaron la presea de bronce tras vencer 2-0 (15-11 y 15-12) a las argentinas Lucila Busson e Irina Podversich en dobles femenino.

3 Medallas de oro ganó el Perú en Toronto 2015. Era su máximo logro.