Tipo de cambio:

Compra: 3.360

Venta: 3.365


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 16

de octubre de 2019

EXPERIENCIAS

Empoderarse para innovar

17/8/2019


Fabio Macedo

CEO for One Month 2019




¿Te ha pasado que tu jefe dice algo que te parece no tener sentido, pero no se lo comentas porque eres practicante? A mí sí. 

Pensamos que por algo será o que tal vez no escuchamos algo importante. De vez en cuando, es normal sentirse un poco corto frente a la persona que te tiene a cargo. Especialmente en nuestra primera experiencia laboral, sentimos que ser jóvenes nos juega en contra. 

Luego de pasar un mes como CEO for One Month, de The Adecco Group, quiero contarte que esta fue mi mayor ventaja. 

Pude reunirme con clientes, relacionarme con los colaboradores, visitar sucursales, asistir a reuniones importantes, entre otros.

Tener esta visión completa de la compañía me permitió observar muchos procesos internos y entender el porqué de las cosas. Más de una vez encontré cosas que haría distinto, y no porque la empresa tuviera problemas o procesos ineficientes, sino porque la perspectiva de nuestra generación es naturalmente distinta a la de las personas que dirigen empresas grandes. Creo que aportar con esta perspectiva diferente fue mi mayor contribución.

La innovación es buscar nuevas maneras de lograr objetivos y aquí es donde podemos generar valor.

A diferencia de otras generaciones, vivimos en un mundo digital y globalizado, y fuera de nuestro conocimiento teórico, tenemos una manera diferente de ver y hacer las cosas. Aportando esta perspectiva distinta, contribuimos al proceso de innovación en nuestras organizaciones y nos revaloramos en la perspectiva de quienes dirigen.

¿Cómo hacerlo? Desde mi perspectiva, son principalmente tres cosas: primero, empoderándonos, no solo ocupándonos de lo que nos toca, sino también buscando activamente oportunidades para sobresalir y, cuando se presenten, aprovecharlas, confiar plenamente en nuestras habilidades y no tener miedo de cometer errores. Es fundamental darse cuenta cuando uno comete un error y tener un propósito de cambio, pues errando se aprende y nos convencemos de que no es el fin del mundo.

Segundo, valorando la experiencia y perspectiva de los demás. La mejor estrategia siempre es la que incluye todos los puntos de vista y los integra en un plan de acción.

Tercero, entender que todas las personas con quienes trabajamos son justamente eso: personas, con principios, sentimientos, aficiones y mentalidades como cualquier otra. Si nos damos el tiempo de entender a aquellos con los que trabajamos, podremos entender sus puntos de vista y cómo llegar a ellas. Para ninguna de estas cosas necesitas ser el más inteligente ni el primer puesto en la universidad, y todas contribuyen a formar la actitud y confianza necesarias para alcanzar grandes cosas, aun sin la experiencia de otros.