Tipo de cambio:

Compra: 3.374

Venta: 3.380


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
VIERNES 6

de diciembre de 2019

REFLEXIONES

Enseñanza de humanidades en la universidad

17/10/2019


Rubén Quiroz Ávila

Profesor Universitario

¿Por qué es importante la enseñanza de las humanidades en la universidad? ¿Qué tiene que ver el arte, la literatura, la filosofía, la psicología, con la formación para ingenieros, médicos o administradores?

Para una mente poco entrenada en entender sistémicamente las cosas, puede ser difícil comprender la relación de estos cursos con carreras que, a primera impresión, parecen antagónicas. Es decir, hay quienes sostienen que se debe excluir de la formación universitaria todo tipo de curso que no les sea útil. Cuando uno pregunta sobre la definición de “útil”, se están refiriendo a cursos que no sean estrictamente de su carrera, los cuales no aportarían nada a su profesionalización.

Entendamos a esta posición en el mejor sentido. Habría una real preocupación por proporcionar elementos de acceso rápido a sus estudiantes para que estos alcancen destrezas de empleabilidad lo más pronto posible. Efectivamente, tiene esencialmente la razón. Es decir, si queremos justamente moldear a nuestros estudiantes con competencias desarrolladas y optimizadas, se requiere una visión interdisciplinaria y que vea lúcidamente las nuevas complejidades en un mundo cada vez más exigente y poco concesivo. En pocas palabras, que tenga una formación rigurosa, una aguda comprensión de las cosas, creatividad para resolver problemas, solidez ética, coherencia cívica, lectura cuestionadora de los paradigmas.

La pregunta cae por su propio peso. ¿Cómo logramos que la adaptación a los vertiginosos cambios actuales sea de la manera más inteligente? Si combinamos hábilmente que los cursos de especialización estén armoniosamente enlazados a cursos que estimulen la disrupción, el pensamiento creativo, la diversidad interpretativa, la audacia reflexiva, es altamente probable que tendremos a estudiantes con mayores herramientas para resolver exitosa y responsablemente las dificultades potenciales. Esos cursos son justamente los que provienen de las humanidades.

Entonces, es clave que se comprenda que estamos en la búsqueda de lo mismo: que se provea de una adecuada caja de herramientas a nuestros chicos. Por lo tanto, hay que estar permanentemente repensando en cómo se mejora la malla curricular. Así, tenemos al alcance una fabulosa oportunidad para incluir cursos de humanidades en la estructura de la enseñanza universitaria. Un administrador que entienda la amplitud creativa que da el arte, tendrá mayor amplitud para gestionar eficazmente diferentes posiciones disímiles. Un ingeniero que filosofe, encontrará dudas razonables para seguir una estructuración meramente lineal y, tal vez, encuentre soluciones que pongan en cuestión lo asumido como cierto. Un médico que acceda a novelas y poemas como parte de su formación comprenderá que cada persona es un universo completo, distinto y no solo un paciente, sino también un alma que necesita ser escuchada.

---------------

El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.