Tipo de cambio:

Compra: 3.417

Venta: 3.423


Año de la Universalización de la Salud
LUNES 30

de marzo de 2020

Acné en los adolescentes

El correcto tratamiento dependerá de las características del acné para cada persona.

17/12/2019


El acné es una enfermedad inflamatoria que afecta a la piel y que   tiene su origen en diferentes factores. “Algunas de las causas de su aparición son hormonales por cambios endocrinológicos, un componente hereditario o por factores alimenticios debido a una dieta alta en carbohidratos y azúcar”, manifiesta Carlos Rodríguez Flores, dermatólogo de la clínica San Felipe.

Para el especialista, esta enfermedad se fundamenta en cuatro sucesos:

1. La obstrucción del folículo que impide la secreción natural del sebo.

2. La alteración de los ácidos grasos naturales de la piel debido al cambio hormonal.

3. La importante actuación de la bacteria Cutibacterium acnes presente normalmente en la piel.

4. Un proceso de inflamación local al producirse la lesión.

El acné se presenta en las zonas del cuerpo con mayor densidad de glándulas sebáceas: cara, pecho y espalda. Se recomienda acudir al médico ante la aparición de comedones (o espinillas), en lugar de manipular la piel en casa o aplicar remedios caseros que podrían empeorar la condición y dejar marcas de por vida. Aunque en muchos casos las lesiones en la piel son notorias, el diagnóstico del acné es clínico y debe hacerse mediante un buen examen físico. Esto es muy importante porque solo así el especialista puede identificar qué tan severo es el cuadro y cuáles son los pasos a seguir.

Cómo enfrentar el acné

El correcto tratamiento dependerá de las características del acné para cada persona. Se debe considerar la edad, el género, el tipo de acné y las restricciones dietéticas, así como los tratamientos previos usados y las expectativas del paciente. Una persona que tiene acné deberá seguir las indicaciones farmacológicas del especialista, aunado a un cambio en sus hábitos, como por ejemplo evitar carbohidratos de alto índice glicémico, no manipular las lesiones y sobre evitar a toda costa la automedicación.