Tipo de cambio:

Compra: 3.417

Venta: 3.423


Año de la Universalización de la Salud
LUNES 30

de marzo de 2020

Llevar compromiso a los hechos

“[...] ahora es necesario llevar a los hechos concretos ese compromiso e impulsar la aprobación de los proyectos de ley pendientes y que fueron presentados por el Ejecutivo [...]”.

5/2/2020


El Poder Ejecutivo desarrolla reuniones con las bancadas electas en los recientes comicios parlamentarios con el objetivo de definir una agenda de trabajo común que permita aprobar en el Congreso leyes y reformas trascendentales para el país.

Un resultado positivo de este primer acercamiento entre el Gobierno y los próximas bancadas es que algunos de sus representantes han manifestado predisposición para apoyar los temas que quedaron pendientes en el ámbito de las reformas política y del sistema de justicia.

En efecto, la próxima representación parlamentaria de Alianza para el Progreso, Somos Perú e incluso la opositora Fuerza Popular se pronunciaron a favor de continuar con ambas reformas al considerar que revisten importancia para el país, en tanto que el Frente Amplio y el Partido Morado también coincidieron en la urgencia de trabajar por nuevas reglas para los próximos procesos electorales.

Uno de los puntos prioritarios referidos a la reforma política es la propuesta de ampliar el tiempo disponible para el debate de las iniciativas relacionadas con los procesos electorales.

De acuerdo con la ley vigente, las normas aplicables a la siguiente elección podrán modificarse solo hasta abril del presente año. Si el Congreso se instala este mes, tendría poco más de dos meses para aprobar las reformas. Dicho periodo sería insuficiente por la complejidad de los temas en cuestión. Por eso, según la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política, que presidió Fernando Tuesta, ampliar ese plazo debe ser uno de los asuntos prioritarios del próximo Parlamento.

También quedaron pendientes de aprobación la reforma del financiamiento de los partidos, mejorar el proceso de rendición de cuentas de los gastos de las campañas electorales y efectuar la segunda votación de la reforma constitucional que impide a los condenados en primera instancia por delito doloso postular a cargos públicos. Son temas centrales para combatir la corrupción en el ámbito político, una de las demandas más notorias de la población peruana.

Las bancadas han expresado su voluntad de trabajar a favor de estas reformas. Sin duda, es un pronunciamiento inicial positivo. No obstante, ahora es necesario llevar a los hechos concretos ese compromiso e impulsar la aprobación de los proyectos de ley pendientes y que fueron presentados por el Ejecutivo con base en el trabajo desarrollado por la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política.

Dada la composición del próximo Congreso y de las diferentes tendencias al interior de las bancadas, impulsar estas reformas requerirá de un intenso proceso de búsqueda de acuerdos y consensos, así como de una coordinación fluida con el Poder Ejecutivo.

Por ello es saludable que las congresistas electos y el Presidente de la República, Martín Vizcarra, hayan sostenido un primer acercamiento en la búsqueda de allanar el camino a favor de estas reformas que nuestro país exige para optimizar su sistema político.