Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.458


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 3

de abril de 2020

La voz del pueblo en Palacio

“Esta consideración simboliza, de alguna manera, que el poder político de una nación, representado por sus autoridades, escucha directamente al pueblo personificado por estos compatriotas”.

13/2/2020


El artículo 45 de la Constitución Política establece que el poder del Estado emana del pueblo, y ese axioma no enfrenta refutación alguna en los foros de discusión sobre el esquema democrático de una nación. Entre sus muchas lecturas, la idea de un pueblo que tiene voz y que es escuchado por sus representantes y autoridades es preponderante, sobre todo cuando involucra el ejercicio de sus derechos y el respeto de su dignidad humana.

El Poder Ejecutivo está consciente de ello, y por primera vez personas damnificadas por un siniestro han sido recibidas en Palacio de Gobierno por el Presidente de la República y el Consejo de Ministros en pleno, en una clara muestra de voluntad política de atender de manera directa, sin intermediación alguna, a ese pueblo que urge de soluciones prontas para una situación de emergencia provocada por un hecho fortuito.

No es la primera vez que este gobierno toma contacto directo con el pueblo ni tampoco el único porque, en años anteriores, los gobernantes del Perú han tenido la oportunidad de prestar oídos a la población cuando viajaron a otras ciudades y recorrieron localidades donde la gente tenía necesidades igual de apremiantes, generadas por otro tipo de factores, como una emergencia natural o la persistencia de un indicador estructural de pobreza.

La diferencia, en este caso, es que los deudos y personas afectadas por la deflagración de gas de un camión cisterna en el populoso distrito de Villa El Salvador, que causó la muerte de 27 pobladores hasta el momento y cuantiosos daños materiales, no solo han recibido la visita de ministros y del Jefe del Estado in situ, sino que también han expuesto en la sede del Gobierno las dificultades que enfrentan desde el fatal accidente. Una cita sin precedentes en el pasado más próximo, sin duda.

Esta consideración simboliza, de alguna manera, que el poder político de una nación, representado por sus autoridades, escucha directamente al pueblo personificado por estos compatriotas, a fin de otorgarles reparaciones y opciones de solución a las dificultades generadas por el infortunio. Así, los ministros presentes en el encuentro han prestado atención a las demandas, y no solamente los encargados de la atención directa a los damnificados por la tragedia, sino también los que pueden dar una solución a sus preocupaciones.

De esta manera, el Mandatario cumplió con lo ofrecido. Días antes de la reunión había supervisado las acciones que desarrolla el Ejecutivo en la zona de emergencia en Villa El Salvador; además, siguió recibiendo en forma permanente informes sobre la situación de la gente. Un gesto que es valorado, por lo demás, por las personas afectadas y que puede sentar un precedente para que gobernadores regionales, alcaldes provinciales y distritales, así como otras autoridades, tengan el mismo gesto de apertura hacia el pueblo, cuya voz es fuerte y amparada por la Constitución, y que merece ser escuchada directamente cuando la situación lo amerite por algún imponderable de emergencia.