Tipo de cambio:

Compra: 3.546

Venta: 3.549


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 7

de julio de 2020

Cuidado con los antiácidos

Es mejor recuperarse bebiendo agua después de consumir alcohol

18/2/2020


Los antiácidos y antihepáticos consumidos para contrarrestar los efectos del alcohol pueden ocasionar complicaciones estomacales y desencadenar efectos adversos en el organismo, por lo que debe moderarse su consumo.

“Existe la creencia de que tomando una cucharadita de aceite o consumiendo pastillas hepatoprotectoras antes de ingerir alcohol, reducen los daños al hígado o disminuyen los efectos de la embriaguez.

Eso es completamente falso y en ocasiones hasta peligroso porque puede incentivar a consumir grandes cantidades de licor y producir una intoxicación”, explica el director ejecutivo del Servicio de Atención Móvil de Urgencia (SAMU), Carlos Malpica Coronado.

El especialista mencionó que los peruanos solemos ingerir alimentos y bebidas en forma desordenada y constante, lo que nos ocasiona trastornos estomacales e indigestión. Si no se quiere sentir malestares estomacales o intoxicaciones, debe tenerse un consumo prudente de alimentos y licores, dice Malpica.

Ello implica cuidar la higiene en la cocina (sobre todo lavar la tabla de picar) y tener en cuenta que las altas temperaturas de la presente estación aceleran la descomposición de alimentos, salsas y cremas. Igualmente, la mezcla de alimentos de diversos tipos, así como la ingesta de comida grasosa o en mal estado, suele causar alergias que se manifiestan con ronchas, picazón y dolores estomacales.

Consejos

Un remedio natural para aliviar la sensación de llenura o los dolores de cabeza causada por ingerir grandes cantidades de alcohol, conocida comúnmente como resaca, es beber ocho vasos de agua al día, así como ingerir frutas jugosas como la papaya y la piña, que son diuréticas y ayudan a la digestión.

Para los días posteriores, es mejor realizar actividad física constante, como deporte o baile, para que el organismo pueda procesar la sobrecarga calórica.