Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 27

de setiembre de 2020

APORTES

Comunicar mejor en tiempos desafiantes

Se debe adaptar los relatos a las nuevas tendencias, que van de la mano con la transformación digital.

19/7/2020


Leyles Rubio LeónExperto en Storytelling

Leyles Rubio

Experto en Storytelling


José se despierta y revisa el celular como primera actividad. Lee los mensajes de WhatsApp y del email. Busca novedades sobre la pandemia. Luego revisa las notificaciones de Instagram. En ese instante recibe anuncios publicitarios de marcas, los pasa sin enterarse de lo que ofrecen. Y se prepara a empezar el día.

Hoy, millones de personas viven lo mismo. No salen con regularidad y reciben demasiado contenido. Los puntos de contacto cambiaron, evitan multitudes y las actividades al aire libre se han reducido. La crisis económica se intensifica y genera incertidumbre.

En estos tiempos desafiantes, ¿las marcas saben utilizar con propiedad su comunicación para atraer clientes? ¿Saben que existe una herramienta poderosa como el Storytelling? En definitiva, ¿cuentan historias?

En los últimos meses se ha marcado un cambio. Los canales de venta y las reuniones sociales o laborales se han trasladado al mundo digital. El internet se ha vuelto el lugar más visitado. La evolución de las preferencias y de los comportamientos está marcada por más conciencia.

En ese sentido, las marcas deben narrar historias para difundir mejor sus valores, para mostrar el lado humano de un producto o servicio. Si la humanidad ha transmitido el conocimiento y la tradición con fábulas, mitos o narraciones, ¿por qué no podrían hacerlo las organizaciones?

Se puede aplicar el Storytelling de manera abierta, de acuerdo a cada realidad empresarial y sin dejar de lado a la audiencia. De esa forma, las historias brindarán una experiencia más completa y participativa. Perdurarán, mantendrán su vigencia y se multiplicarán.

El trabajo radica en encontrar los mensajes adecuados, crear peripecias y acompañar a sus audiencias con personajes entrañables. La marca debe partir por conocer su razón de ser, el propósito de sus productos o servicios. Las cualidades que los consumidores encuentren permitirán que las organizaciones alcancen una posición de liderazgo.

Hay que medir cada acción para ver si dan el resultado esperado. La narración debe generar empatía. Analizar las estadísticas permitirá pilotear la comunicación en tiempo récord. Si un elemento del Storytelling funciona mejor que otro —un personaje, una trama—, hay que decidir el cambio rápido.

Eso sí. Se debe adaptar los relatos a las nuevas tendencias, que van de la mano con la transformación digital. Entender los grandes ejes que guiarán los próximos años. La punta de lanza será la Inteligencia Artificial y la interpretación de datos.

Las marcas deben entender la especial época que atraviesan, reinventarse rápido y volverse más flexibles. Así podrán llegar mejor a José.

El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.